(Videos) Un ingeniero le amputan cuatro dedos y crea su propia mano mecánica

 88 Total vistas,  1 Vistas hoy

Cuando tenía 17 años, el hoy ingeniero Ian Davis construyó un brazo y mano protésica mioeléctrica como proyecto de ciencias de la escuela secundaria. Tres décadas después, Davis ha retomado lo aprendido en su adolescencia tras sufrir la amputación de cuatro dedos en su mano izquierda. El resultado es increíble.

Al parecer, todo comenzó en 2017, cuando a Davis le diagnosticaron un tipo de cáncer que puede provocar un debilitamiento de los huesos del paciente. Un año después, un accidente en su taller llevó a los médicos a amputarle cuatro dedos de su mano izquierda para salvarle vida. Davis es zurdo, y la pérdida de funcionalidad en esa mano suponía poner fin a su capacidad para diseñar y construir cosas.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Out in the wild, figuring out different hand gestures.

Una publicación compartida de Ian Davis (@acmeworksfab) el

Así, el ingeniero comenzó a dibujar bocetos para su propia prótesis mientras se recuperaba en el hospital. Bocetos que fueron tomando forma y cuyo trabajo se puede ver a través de su canal en YouTube e Instagram reconstruyendo los dedos mecánicos.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Got a day off from testing at the cancer center at UAMS today, so I’m out in the wild putting ketchup on chic-fil-a fries with my robot hand.

Una publicación compartida de Ian Davis (@acmeworksfab) el

Su prótesis, diseñada y construida por él mismo, es asombrosamente realista, y eso a pesar de no tener ningún tipo de electrónica. Como vemos en las imágenes, la amputación de Davis lo dejó con la mitad de su mano y muñeca izquierdas aún funcionales, por lo que en lugar de motores eléctricos, puede curvar y extender sus dedos artificiales usando una compleja serie de enlaces mecánicos accionados y controlados por cómo mueve su mano y muñeca.

De hecho, en uno de los últimos vídeos (arriba) podemos ver la última versión de su fabricación, una versión de la prótesis mejorada con la que puede extender los dedos individualmente.

Un trabajo espectacular que le permitirá continuar trabajando prácticamente como antes del accidente, y cuyo diseño espera compartir con el departamento de ingeniería biomédica en una universidad para construir manos como esta para otros amputados. Como él mismo explicaba hace poco en una entrevista, “uno de los mejores momentos será cuando pueda hacer que mi diseño pase a alguien que no sea yo”. (Fuente: eltribuno.com)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.