(VIDEO) “Venus fue habitable”, revela un último estudio científico

 105 Total vistas,  18 Vistas hoy

Modelos informáticos han revelado el antiguo entorno de Venus. Así, se ha descubierto que pudo tener un océano y temperaturas habitables hasta 2.000 millones de años después de haberse formado.

De acuerdo a un estudio científico, Venus pudo ser habitable en el pasado remoto.

Científicos del Instituto Goddard de Estudios Espaciales de la NASA, en Nueva York, ha demostrado que Venus pudo haber sido un planeta habitable.

Los resultados fueron publicados en la revista Geophysical Research Letters, y se obtuvieron al usar un modelo parecido a los utilizados para predecir el cambio climático en la Tierra.

Venus: ¿Fue un planeta habitable?

Actualmente, Venus es prácticamente un infierno. Su atmósfera de dióxido de carbono es 90 veces más espesa que la de la Tierra. Casi no existe el vapor de agua y en la superficie, las temperaturas superan los 462 grados Celsius.

Michael Way, investigador del Instituto Goddard de Estudios Espaciales y autor principal del estudio, declaró que las herramientas que se usan para modelar el cambio climático en la Tierra, se adaptan perfectamente para el estudio en otros planetas. Tanto para el pasado, como para el presente.

Los resultados de la investigación sugieren que Venus era totalmente diferente a lo que conocemos hoy.

Los expertos asumieron que durante mucho tiempo, Venus era muy similar a la Tierra, aunque evolucionaba de forma distinta.

La misión Pioneer de la NASA a Venus, en los 80, fue la primera en sugerir, que el planeta pudo tener un océano, en algún punto de su historia.

Obviamente, al estar más cerca del Sol, la luz solar que recibe es mucho mayor. Como resultado, el primer océano del planeta se evaporó. La radiación ultravioleta rompió las moléculas de vapor de agua y el hidrógeno se filtró al espacio.

El dióxido de carbono se acumuló en la atmósfera por la falta de agua en el planeta, provocando el «efecto invernadero desbocado», que ha llevado a Venus a su estado actual.

Investigaciones previas ya habían descubierto que la velocidad con la que gira un planeta alrededor de su eje, afecta si tiene o no una atmósfera habitable.

El estudio forma parte de la búsqueda de vida extraterrestres en exoplanetas.

Vida extraterrestre

En Venus, un día serían 117 días terrestres. Se creía que dicha velocidad de rotación necesitaba una atmósfera densa, parecida a la del Venus moderno.

Sin embargo, se descubrió que se puede haber logrado el mismo resultado con una atmósfera parecida a la de la Tierra. Esto significa que en el pasado remoto de Venus pudo haber girado a la misma velocidad que lo hace ahora mismo, con una atmósfera delgada.

El coautor del estudio, Anthony Del Genio, declaró lo siguiente:

«La lenta rotación de Venus expone su lado diurno al sol durante casi dos meses seguidos en la simulación del modelo GISS. Esto calienta la superficie, lo que hace que la lluvia caiga, formando una densa capa de nubes que actúa como un paraguas, protegiendo la superficie de gran parte del calentamiento solar. En consecuencia, las temperaturas medias del aire son unos grados más frías que las actuales en la Tierra».

El estudio se hizo como parte del programa Nexus for Exoplanet System Science, o NExSS, del programa Planetary Science Astroniology de la NASA. Su objetivo es acelerar la búsqueda de vida en otros planetas y exoplanetas, a través de la integración de observaciones de astrofísica, ciencias planetarias, heliofísica y ciencias de la Tierra.

Esto quiere decir que las misiones futuras de la NASA, como el Satélite de reconocimiento de exoplanetas en tránsito o el Telescopio espacial James Webb, usarán estas observaciones para buscar planetas potencialmente habitables.

La vida extraterrestre se está convirtiendo, poco a poco, en uno de los objetivos principales de la Ciencia, y descubrir que planetas de nuestro Sistema Solar fueron habitables, nos lleva a estar más seguro que la vida en el Universo, además de la humana, es un hecho.

(Con información de ufospain.es)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *