(VIDEO) ¿Nave alienígena de 4.000 años encontrada en el Gran Cañón?

 19 Total vistas,  19 Vistas hoy

El Gran Cañón, esa solitaria y extraña región árida, aún guarda muchos misterios arqueológicos. Las últimas investigaciones han revelado la posible existencia de una Nave Alienígena de 4.000 años.

Vista aérea del Gran Cañón.

Uno de los guardabosques encargados de vigilar el Gran Cañón, se topó con una extraña estructura. Expertos aseguraron que este material pertenece a una Nave Alienígena.

Esta es una prueba más que se suma a una larga lista de evidencias que demuestran que, en el pasado, nuestro planeta fue visitado por seres de otros mundos.

¿Nave Alienígena en el Gran Cañón?

Enterrada bajo las áridas tierras del Gran Cañón, se encontró una gigantesca carcasa de un metal desconocido por los científicos.

Las dimensiones de esta estructura abarcaba todo el fondo en el que se encontró. O eso fue lo que declaró un grupo de investigadores que hizo seguimiento al hallazgo, los cuales prefirieron permanecer anónimos.

Los análisis de carbono que se le realizaron al metal, demostraron que el objeto podría tener una datación del año 2000 a. C. De esta forma, la extraña estructura tendría un total de 4.000 años de antigüedad.

De acuerdo con algunos especialistas, el equipo encargado de investigar el descubrimiento es una facción militar que trabaja secretamente todo lo relacionado con los OVNIs.

La deducción a la que llegaron ciertos ufólogos sobre la estructura es que se trata de una nave alienígena, la cual tuvo un aparatoso accidente hace 4 milenios.

La sustancia metálica con la cual se fabricó la nave es totalmente desconocida. Del caparazón se desprende una leve radiación. Además, de acuerdo a la información filtrada, la enorme carcaza fue retirada y resguardada inmediatamente.

El astrónomo Henry Leaumont, con residencia en California, declaró para el portal web Weekly World News, después de que se le mostraran archivos confidenciales de la Fuerza Aérea de Estados Unidos sobre el caso.

Leaumont manifestó que sus contactos le dijeron que, definitivamente, la estructura no era de origen terrestre. Se trataba de una nave alienígena que albergó entre 12 a 20 pasajeros.

La pintura rupestre en la zona podría revelar que los tripulantes de la nave alienígena habitaron los alrededores.

“Alienígenas hace 4.000 años en la Tierra”

Las características de la cabina sugieren que los miembros de la tripulación tenían una fisionomía similar a la humana, aunque mucho más pequeños. Al parecer, respiraban oxígeno y guiaban la nave a través de un sistema de dirección magnética. También tenían alacenas que almacenaron suministros de comida y agua.

La nave sufrió varios daños al chocar con la piedra caliza del suelo del Gran Cañón, cerca de un lugar conocido como Comanche Poiint.

Una inspección detallada de la zona del aterrizaje demostró que los seres que tripulaban la nave alienígena abandonaron el lugar. Dejando así la nave abandonada, habitando las cercanías por algunos años.

«Esta impresión está confirmada por pinturas rupestres indias realizadas en su momento. Las pinturas encontradas cerca del lugar del accidente, muestran extrañas criaturas humanoides con cabezas bulbosas.

Los expertos creen que estas criaturas fueron los seres que llegaron en la antigua nave alienígena. La nave está hecha de una fibra metálica extremadamente ligera».

En relación a la nave alienígena, esta mide alrededor de 15 metros de ancho y 31 de largo. Se podría considerar como el hallazgo más importante en relación a los OVNIs de la historia, razón suficiente para que el gobierno estadounidense lo ocultara.

Esta no es la primera evidencia que la élite gubernamental del planeta oculta. De acuerdo a los expertos, es a través de ella que actualizan tecnológicamente sus vehículos militares. Quién sabe que podría aportarles esta nave alienígena.

(Con información de ufospain.es)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *