(VIDEO) Misteriosos habitantes en la Isla Friendship: ¿Extraterrestres en Chile?

 268 Total vistas,  1 Vistas hoy

Los años 80 fue una época importante para la ufología Chilena; la posible existencia de la Isla Friendship y sus habitantes extraterrestres que mantuvieron contacto con los humanos.

| Ubicación donde debería estar la Isla Friendship.

La Isla Friendship continúa siendo un misterio para la ciencia; gracias a ella, se predijeron terremotos, desastres naturales y hasta la caída del Challenger.

Las especulaciones continúan 30 años después de ese suceso y aún no existe explicación sobre su extraña aparición, aún más enigmático, las comunicaciones radiales que hicieron.

El misterio de la Isla Friendship

Cuando se dio a conocer la noticia del «Caso Frienship», los rumores y las teorías empezaron a nacer. Algunos investigadores anunciaron que se trató de un experimento mental.

Otros teóricos sugirieron la presencia de los nazis en el caso. Sin embargo, la teoría que más se apoyó es la de seres extraterrestres que usaron el extremo austral de Chile como base de operaciones terrestres.

La fuente del caso son las extrañas comunicaciones radiales que se dio entre personas cercanas con los habitantes de una isla desconocida al sur del país durante los años 80.

Los principales divulgadores del caso son la familia Ortiz, quienes durante años mantuvieron contacto con estos seres.

Octavio Ortiz fue el primero en hablar sobre el caso. Un simple comerciante que poseía una radio de 11 metros para comunicarse, declaró lo siguiente:

«Tomamos contactos con estos señores que primero pensamos que se trataba de religiosos o mormones por su forma de hablar. Tocábamos muchos temas y nunca se nos ocurrió vincularlos con seres extraterrestres. Y hasta el día de hoy yo no tengo la certeza que se trate de seres de otro planeta».

Estos seres decían habitar una isla totalmente desconocida por los Ortiz.

«Su único contacto era un yate en el que transportaban maquinaria y por la gente que los visitaba. Incluso a nosotros nos invitaron, varias veces, pero yo tuve miedo. No sabía qué íbamos a encontrar allí».

El contacto de De la Fuente

| Rubios, de ojos azules, extremadamente altos y con una paz que irradiaban desde su presencia.

En 1993, el Ingeniero Civil Mecánico de la Universidad de Concepción, Ernesto de la Fuente, aseguró que tuvo contacto con los habitantes de una misteriosa isla. Tiempo después descubrió que se trataban de los miembros de una desconocida congregación conocida como «Frienship».

Durante ese tiempo, De la Fuente había adquirido una estación de radio de 11 metros para salir del aislamiento en el que estaba.

Contactó con varias personas del país, hasta que se comunicó con los habitantes de la isla. Aseguraron pertenecer a una congregación religiosa que había adquirido una isla en el archipiélago de las Guaitecas.

Las conversaciones entre De la Fuente y estos seres se volvió algo habitual, llegándose prolongar por horas. Poco a poco en se sumaron más personas a las charlas, incluyendo de otros países.

El hombre pudo conocer a los habitantes de la isla; los describió como una persona entre los 35 a 55 años, de cabello rubio y ojos claros, con piel bronceada. Su altura era descomunal, pudiendo medir 2 metros o más.

Sin embargo, lo que más llamó la atención a De la Fuente fue la paz que irradiaba su sola presencia.

¿Quiénes eran estos seres?

El ingeniero trabajó para la isla Friendship durante un tiempo. Su labor era recibir a las personas invitadas. Los trasladaba hasta pequeños puertos donde el «Mytilus II», una pequeña embarcación autorizada, los buscaba.

Durante el tiempo que vivió en ese lugar dormía en una habitación pequeña, donde solo había una cama y un terminal de computador.

«Había una piscina temperada, tres grandes invernaderos, salones con televisión satelital y otras comodidades que yo jamás me hubiera imaginado. Uno se encontraba con mucha gente en los pasillos, todo el mundo sonreía y nadie hablaba fuerte. No recuerdo haber visto una clínica u hospital».

Lo que catapultó este hecho a la fama fueron las predicciones que hicieron los habitantes de la isla Friendship sobre varios sucesos. Terremotos, desastres naturales y hasta el accidente del transbordador de la NASA, Challenger, lo cual provocaría la muerte de los siete miembros de la tripulación.

Desde su descubrimiento, diferentes personas, investigadores y a través de distintos medios han intentado localizar la Isla sin éxito.

Hasta la fecha se continúa cuestionando la veracidad de la isla Friendship. Incluso, la armada de Chile ha hecho trabajos de rastreo para encontrarla sin resultado alguno ¿Es realmente posible que extraterrestres hayan usado al país austral en base de operaciones? ¿Cuál era su intención al invitar personas?

(Con información de ufo-spain.com)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *