(VIDEO) Mary Celeste: El misterioso caso del «Barco Fantasma»

 231 Total vistas,  1 Vistas hoy

En el año 1872 ocurrió un hecho tan impactante, que hasta el día de hoy, 150 años después no ha podido resolverse. Ningún experto ha podido dar una explicación a lo que sucedió en la embarcación Mary Celeste, el llamado «barco fantasma».

El Mary Celeste era un barco de 31 metros, un asetros de eslora y unas 282 toneladas de peso. Se encontró navegando en dirección a Gibraltar a todo lo que daba la vela por el Atlántico.

Lo más sorprendente es que, dentro del barco, todos los botes salvavidas estaban en su lugar y la comida estaba recién servida en las mesas. Sin embargo, no había rastro de la tripulación.

Mary Celeste: ¿Qué sucedió con el barco fantasma?

Este barco ya tenía ciertos antecedentes y contaba con rumores de estar maldito. En el año 1869 fue vendido a James H. Winchester por 11.000 dólares.

Winchester era un mercader neoyorquino y utilizó al Mary Celeste como barco mercante. Así fue hasta 1872, año en el que ocurrió uno de los hechos más sorprendentes de la historia.

El 5 de noviembre de 1872, zarpó el Mary Celeste desde Nueva York con destino a Italia, bajo el mando del capitán Benjamín Briggs. Llevaba un valioso cargamento de alcohol Industrial, el cual tenía más valor que el propio barco.

La tripulación estaba conformada por 7 marineros de experiencia, el capitán, su esposa Sarah y su pequeña hija Sophia de 2 años. Ellas se hallaban en el barco porque aprovecharían el viaje para pasar un tiempo en familia en Italia.

El barco mercante británico Dei Gratia avistó al Mary Celeste navegando con sus velas desplegadas. Sin embargo, después de horas de observación, su capitán notó que absolutamente nadie se veía en la cubierta del navío u otro lugar.

Decidió enviar algunos de sus tripulantes a que lo abordaran, encontrándose con un barco totalmente vacío.

Desaparición sin explicación

Lo extraño es que había ropa ordenada y perfectamente doblada en los cajones. Había objetos de valor y joyas, incluso se encontró platos de comida y agua recién servidos. Tampoco se encontró la bitácora, el cronómetro ni el sextante.

En la habitación del capitán se encontró el diario de navegación, pero no había nada relevante escrito. La última anotación fue del 24 de noviembre y solo era una pequeña reseña sobre el tiempo «agitado».

Después del suceso, el Mary Celeste se llevó a Gibraltar y trabajó por 12 años más. Hasta que el dueño de ese entonces, intentó actuar fraudulentamente con la compañía aseguradora, cargando con exceso de peso, lo que terminó hundiéndolo. Para el año 2002, los restos de Mary Celeste fueron hallados en Haití.

Ya han pasado 150 años de lo sucedido en este barco y hasta el día de hoy surgen muchísimas teorías de lo que pudo ocurrir con su tripulación.

Algunas de estas apuntan a piratas de mar que los atacaron. Sin embargo, esta queda descartada ya que los objetos de valor seguían a bordo. Otra hipótesis sugiere que fueron víctimas de alguna criatura marina. Incluso se habla de un motín a bordo.

Lo único cierto es que el Mary Celeste continúa dentro de las listas de los misterios que siguen sin resolverse y que, quizás, nunca lo haga.

(Con información de ufospain.es)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.