(VIDEO) Los Reptilianos y la supuesta invasión a la Tierra: ¿Qué hay de verdad?

 282 Total vistas,  1 Vistas hoy

«Alrededor de 5.500 años en el pasado, nuestra memoria cósmica fue borrada por los reptilianos, eliminando cualquier vestigio de nuestros orígenes. Sin embargo, esos recuerdos están despertando y la esclavitud a la que nos han sometido durante milenios podría terminarse». Así comienza ésta historia…

| Hace 5.500 años, los Reptilianos supuestamente llegaron a la Tierra y se apoderaron de ella.

Toda la información que podrás leer a continuación está basada en los relatos de David Icke.

«Los reptilianos han esclavizado a la raza humana desde hace miles de años, eliminando el núcleo de la creación de nuestros recuerdos. Ellos aseguran que es su derecho adueñarse de la Tierra, controlarnos como ganado. Pero está a punto de cambiar».

«Estos seres también han olvidado que son parte de la conciencia universal. Cuando sucedió la invasión, fue a través de la Quinta Dimensión. Cuando lo hicieron, toda nuestra estructura se distorsionó».

La supuesta «Invasión Reptiliana»

El núcleo de hierro de la Tierra tiene un agujero negro por el cual respira como cualquier ser vivo y consciente.

Sin embargo, las redes que se conectan a los campos magnéticos se distorsionaron a partir de la invasión, lo que provocó que la fuente de energía natural de nuestro mundo se desconectara.

A partir de este punto, toda la energía de nuestro mundo ha sido usada por los reptilianos para su beneficio.

Al mirar al mundo actual y la Tercera Dimensión en la que se encuentra, podemos darnos cuenta que el ser humano perdió totalmente su «humanidad» ¿Cómo es posible que una especie pierda sus principios?

Obviamente, esto es una agenda negativa impulsada por estos seres alienígenas. Es momento de hacerles entender que su tiempo de control en la Tierra ha terminado y que la humanidad es capaz de gobernarse a sí misma.

La invasión reptiliana empezó en Saqqara, Egipto. Ahí realizaron un evento que desencadenó todo; alteraron nuestra historia a través de textos religiosos. De esta forma, se convirtieron en objetos de su propia arrogancia, para que el ser humana los adorara.

Ellos eran seres superiores a los humanos, que no son más que simples pecadores que deben cumplir sus designios para ser salvos.

| La humanidad ha estado sumida en un supuesto control mental. Sin embargo, estaría despertando.

Obviamente esto ha provocado que el ser humano no pueda evolucionar en estos 5.500 años. Al alterar toda nuestra historia, las enseñanzas de nuestros antepasados se perdieron.

El despertar de la humanidad

Cuando la humanidad comience a trascender, el control mental al que nos han sometido ya no servirá. No podrán controlarnos ya que estos seres desconocen la conciencia y no saben nada de emociones.

Los reptilianos solo conocen de programación mental, la cual ha tenido gran éxito en nuestra especie, pues han alterado totalmente nuestra forma de vida. Así han conseguido controlarnos fácilmente.

Es por ello que aquellos que piensan diferente y buscan la verdad son señalados, pues la humanidad fue programada para permanecer siempre en un mismo ciclo.

El control al que nos someten se encuentra presente en los medios de comunicación, entretenimiento, nuestros 3 chakras inferiores y a través de la tecnología electromagnética que no podemos apreciar fácilmente, a menos que despertemos espiritualmente.

Este control ha aumentado desde el año 2009, pues los reptilianos sienten que la humanidad está despertando.

Por eso vemos que las desigualdades se han incrementado, además del nacimiento de nuevas ideologías radicales que nos han ido separando. Todo, en post de beneficiar a las élites que todo lo controlan.

Para poder salir del control de estos seres originarios de la constelación de Draco, debemos conectarnos espiritualmente, saber que la esencia divina de nuestro Universo nos protege. Volver a esa red que se conecta a todo lo que conocemos y a los que no. Volver a ser uno con todo lo que nos rodea.

(Con información de ufo-spain.com)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *