(VIDEO) Los primeros embriones de ‘mono y humano’ han sido realizados con éxito

 87 Total vistas,  1 Vistas hoy

Aunque los embriones sobrevivieron hasta 19 días, algunos científicos cuestionan la verdadera necesidad de estas investigaciones

Los investigadores han conseguido cultivar por primera vez embriones de mono con células humanas, lo que supone el último hito en un campo que avanza rápidamente y que ha suscitado cuestiones éticas.

En el trabajo, publicado el 15 de abril en Cell, el equipo inyectó células madre humanas de embriones de mono y observó su desarrollo.

Los autores comprobaron que las células humanas y las de mono se dividían y crecían juntas en una placa, y que al menos tres embriones sobrevivían hasta 19 días después de la fecundación.

“El mensaje general es que cada embrión contenía células humanas que proliferaban y se diferenciaban en distinta medida”, afirma Juan Carlos Izpisúa Belmonte.

Izpisúa es biólogo del desarrollo del Instituto Salk de Estudios Biológicos de La Jolla, en California, y uno de los investigadores que dirigió el trabajo.

Los autores esperan que en el futuro los híbridos de humanos y animales, conocidos como quimeras, puedan proporcionar mejores modelos en los que ensayar fármacos y puedan utilizarse para cultivar órganos humanos para trasplantes.

Los miembros de este grupo fueron los primeros en demostrar en 2019 la posibilidad de cultivar embriones de mono en una placa hasta 20 días después de la fecundación.

En 2017, informaron de otra serie de híbridos: embriones de cerdo cultivados con células humanas, embriones de vaca cultivados con células humanas y embriones de rata cultivados con células de ratón.

Dudosa ética moral

Pero el último trabajo ha provocado división entre los biólogos del desarrollo por las características del mismo.

Algunos cuestionan la necesidad de realizar este tipo de experimentos con primates, ya que no es probable que estos animales se empleen como animales modelo del mismo modo que los ratones y roedores.

Los primates no humanos están protegidos por normas éticas de investigación más estrictas que los roedores, y les preocupa que este tipo de trabajo despierte la oposición de la población.

“Hay experimentos mucho más razonables en este ámbito de las quimeras como fuente de órganos y tejidos”, afirma Alfonso Martínez Arias, biólogo del desarrollo de la Universidad Pompeu Fabra, en Barcelona.

Izpisúa Belmonte comenta que el equipo no tiene intención de implantar ningún embrión híbrido en monos.

Su objetivo es más bien conocer mejor cómo se comunican las células de distintas especies entre sí durante la fase inicial del desarrollo del embrión.

Los intentos de cultivar híbridos de humano y ratón son todavía preliminares y las quimeras deben ser más eficaces y saludables antes de que puedan resultar de utilidad.

Los científicos sospechan que este tipo de híbridos podrían tener problemas para prosperar, porque las dos especies son evolutivamente distantes y sus células se comunican por medios diferentes.

Pero la observación de la comunicación celular cruzada en los embriones híbridos de mono y humano, dos especies con un parentesco más estrecho, podría señalar formas de mejorar la viabilidad de futuros modelos de ratón-humano.

(Con información de Planeta Magnífico)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *