(VIDEO) Los “ángeles caídos” y el extraño fenómeno de los seis dedos

 120 Total vistas,  1 Vistas hoy

Se ha mencionado en diferentes historias de gigantes que una vez vagaron por la Tierra y que no tenían cinco, sino seis dedos…

También la biblia hace mención de seres gigantes que poseían seis dedos, y este es un rasgo que al parecer se ha transmitido a los humanos de hoy en día.

El código de ADN de seis dedos suele estar inactivo, pero puede llegar a ser dominante.

Han existido grupos de personas que nacieron con un sexto dedo que es completamente funcional, y en algunos casos, también han tenido seis dedos del pie.

Tener seis dígitos es un fenómeno, y es una mutación del ADN que es significativa, pero es una que está perfectamente sana, en contraposición a la que se produce debido a la radiación u otra cosa.

¿Pero qué desbloqueó los códigos de ADN del pasado y cuán popular es el fenómeno de los seis dígitos hoy en día?

El fenómeno de los seis dígitos (o seis dedos)

Cierta tribu conocida como los Waorani que vive en el Ecuador tiene muchos miembros que tienen seis dedos de las manos y los pies.

Son personas de tamaño normal que son conocidas por su violencia, y el 50% de todas las muertes en las cinco generaciones se debieron a homicidios.

El pueblo de los Waorani se clasifica como un enigma ya que no tiene rastros de enfermedades cardiovasculares, cáncer, hipertensión arterial, alergias o cualquier otra enfermedad conocida.

Se dice que los miembros de la tribu también son físicamente fuertes.

El fenómeno de los seis dedos no sólo se limita a la tribu waorani, sino que se manifiesta en algunas personas de todo el mundo. Hay otras tribus que tienen el mismo fenómeno a través de sus líneas.

El inglés James Needham exploró el Valle de Tennessee junto con un sirviente y algunos indios, y habló de una tribu de gente velluda que se reunía para hablar después del toque de una campana.

Dijo que hablaban en un idioma desconocido pero que parecían europeos y eran blancos con barbas largas. Se llamaban los Melungeons, y se decía que tenían seis dedos en las manos y seis en los pies.

En la región de Efes, en Turquía, hay una región llamada AltI Parmak y muchas personas que viven en la región tenían seis dedos.

Aunque el fenómeno generalmente es familiar, puede aparecer al azar, y es entonces cuando un gen recesivo se convierte en dominante.

Hoy en día hay muchas personas que tienen seis dedos y se habla de algunos en las historias y noticias, mientras que otros no.

Los restos de un gigante fueron encontrados en el condado de Antrim en Irlanda en 1985 durante un proyecto de minería.

Se dice que el gigante medía 3.6 metros de altura y tenía seis dedos en el pie derecho.

El peso del gigante era de más de 2 toneladas, y se necesitaron más de media docena de hombres usando una poderosa grúa para levantar el cuerpo hasta la posición en la que se le tomaría una fotografía con él.

El gigante era parte de una exposición en Inglaterra, pero de alguna manera se perdió más tarde.

Se ha mencionado a gente con seis dígitos en la Biblia. Dice en la Biblia que hubo una gran guerra en Gath y que había un hombre de gran estatura, probablemente un gigante.

Tenía seis dedos en ambas manos y seis dedos en ambos pies.

En el Museo Catalina de California, L.A. Marzulli encontró fotografías y documentos de Ralph Glidden, un hombre que realizó excavaciones arqueológicas primitivas en la isla durante los años 20 y 30.

Se dijo que había encontrado esqueletos de algunos indios nativos americanos y de otra raza y que medían más de 3 metros de altura.

Una fotografía mostraba un esqueleto, y tenía seis dedos.

Hay un cuento sudamericano que dice que Tatunka Nara, el jefe de la tribu Ugha Mongulala fue visitado por dioses de piel clara que bajaron del cielo en el año 1300 A.C.

Se dice que los visitantes venían de Schwerte y hacían una aparición cada 6.000 años. Se parecían mucho a un hombre típico con cuerpos de piel elegante y blanca, con una barba gruesa.

Lo que les hacía destacar era el hecho de que tenían seis dedos en las manos y seis en los pies y se decía que era una característica de origen divino.

(Con información de ufo-spain.com)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *