(VIDEO) La “ciudad subterránea perdida de los Dioses Serpiente” en el Valle de la Muerte

 292 Total vistas,  1 Vistas hoy

El Desierto de Mojave posee uno de los pasajes más enigmáticos del planeta, el famoso Valle de la Muerte. Sin embargo, es posible que su misterio sea aún mayor ya que podría albergar una ciudad subterránea…

Valle de la Muerte

Conocido como uno de los lugares más inhóspitos del mundo, con temperaturas que hacen que el suelo alcance hasta los 93.9 grados centígrados. El Valle de la Muerte se encuentra en la mira de muchos teóricos que el culpable de esta temperatura, es una ciudad subterránea.

El Valle de la Muerte y la posible ciudad subterránea bajo su superficie

Este lugar es tan aterrador, que algunos investigadores dicen que fácilmente podría compararse con la superficie de un planeta remoto y sin vida.

Sin embargo y a pesar de que parezca imposible, han existido tribus nativas viviendo en este trozo de infierno durante miles de años. Incluso, se cree que existe una ciudad subterránea perdida que abarca todo el lugar.

La tribu más asociada a la región es la Paiute, que al igual que muchas otras, tiene sus leyendas y mitos particulares sobre la Tierra que habitan.

Una de las más populares es la existencia de una gran ciudad subterránea a la que conocen como «Shin-au-av», «Tierra de Dios» o «Tierra fantasma», según su traducción.

De acuerdo a la leyenda, existió un gran jefe que perdió a su esposa. Incapaz de hacerle frente a la muerte, el jefe emprendió un viaje a la tierra de los espíritus, donde encontró un mundo subterráneo.

En ella existían monstruos horribles que lo atacaron y, apenas alcanzando escapar, cruzó un puente que lo llevó a otra tierra pacífica gobernada por Shin-au-av.

Esta tierra estaba llena de prados y valles, sus habitantes eran felices. El jefe se dio cuenta que era una tierra de espíritus, donde podría estar su esposa muerta. Llegó incluso a preguntar por ella, obteniendo una respuesta positiva de uno de los guías.

El jefe prometió que, cuando la encontrara, se la llevaría sin mirar atrás. Tardó varios días en encontrarla, y cuando lo hizo, rompió su promesa; el hombre, una vez fuera de aquel paraíso, volteó a contemplarlo una vez más, haciendo que su esposa se desvaneciera en sus brazos.

Desconsolado, regresó a la aldea, pero nunca más volvió a ser el mismo. De esta forma, la leyenda de la ciudad subterránea nació.

¿Hay pruebas?

Tribu Paiute

Sea una leyenda o no, este mundo bajo la superficie ha sido buscado por exploradores durante años. Incluso han afirmado haber encontrado algo bastante extraño bajo esa inhóspita región.

Uno de los primeros relatos de exploradores proviene de 1900. Dos hombres conocidos como White y Thomason habían recorrido el Valle de la Muerte y uno de ellos cayó en un viejo pozo de una mina llamada Wingate Pass.

En el subsuelo había una caverna inmensa que, según afirman, se extendía hasta 32 kilómetros de profundidad, pasando por debajo de las montañas Panamint y los llevó hasta una ciudad subterránea abandonada.

White y Thomason dijeron que encontraron momias perfectamente conservadas, cuero, joyas, lanzas de oro, estatuas de oro y más artefactos. Contaba con un complejo sistema de iluminación que aprovechaba gases naturales.

Otro relato de los años 20, proveniente de un guía nativo llamado Tom Wilson que dijo que su abuelo, explorador, también se topó con una ciudad bajo el Valle de la Muerte.

Pero a diferencia de los otros dos, él si se encontró con unas personas de piel clara que vivían ahí, comunicándose con un idioma desconocido y vestidos con cuero.

Gigantes y una cultura desconocida

El periódico The San Digo Union publicó un artículo en 1947 sobre la historia de un llamado Howard E. Hill. En ella se mencionaba a F. Bruce Russel y a Daniel S. Bovee, 2 arqueólogos que en 1931, afirmaron haber descubierto una compleja red de túneles subterráneos accidentalmente.

Al explorarlos, encontraron una serie de cavernas y catacumbas que no parecían hechas de manera natural. En ellas, descubrieron los restos momificados de 3 gigantes de 6 metros de altura vestidos con chaquetas y pantalones de cuero.

Los artefactos que adornaban la cueva eran una supuesta combinación entre el diseño egipcio y nativo americano.

Otros informes esporádicos sobre cavernas anómalas, vacíos bajo el suelo durante vacíos de radar y otras pruebas que sugieren que podría existir una ciudad subterránea bajo el Valle de la Muerte. O que al menos, algo hay bajo la superficie…

(Con información de ufospain.es)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *