(VIDEO) Impresionante grabación de un encuentro cercano con un OVNI

 43 Total vistas,  43 Vistas hoy

Este incidente sería otro más entre muchos avistamientos de OVNIs protagonizados por oficiales de policía.. si no fuera por un pequeño detalle: todo fue registrado en audio.

Lo que impacta, y probablemente sea una de las pocas evidencias de esta clase, es que puede escucharse el agudo sonido emitido por el OVNI durante unos pocos minutos antes de desaparecer por completo de la vista de los atónitos testigos.

Era una noche gélida y con niebla aquella de las primeras horas del 17 de marzo de 1981, cuando el Sargento Russel Yokum del Departamento de Policía de Saint Helens, Oregon, conducía su patrulla por la Carretera 30 al oeste del Río Columbia.

Saint Helens es un pequeño pueblo a poco más de 32 kilómetros al noroeste de Portland. A las 4:03 a.m., el Sgto. Yokum avistó una brillante luz moviéndose sobre el río en dirección al Aeropuerto de Portland.

Los aviones pasan por esa zona a menudo, pero esta luz era extraordinariamente brillante, tanto que iluminaba el río como si ya fuera de día.

Fue entonces cuando el sargento se dio cuenta que no era algo común lo que estaba ante sus ojos.

Convencido de ello, se comunicó por radio con la oficina central mientras decidía acercarse más al lugar para echar un vistazo.

Cerca del palacio de justicia del condado, ubicado en la orilla del Río Columbia, encontró un buen lugar desde donde seguirle la pista a la misteriosa luz.

Pronto llegaron los refuerzos, los oficiales Ricky Cade y Tom McCartney se hicieron presentes en el lugar, al igual que algunos civiles que habían sido atraídos por lo inusual que estaba ocurriendo sobre el río.

Para este entonces, Yokum estaba en contacto con Donald Askins, quien se encontraba en una casa frente al río en Ridgefield, Estado de Washington, al sureste de Saints Helens, y había tenido la suerte de escuchar el reporte policial en su radio de banda ciudadana.

Debido a esto, fue apodado “Lucky 13” (13 de la suerte) por el sargento.

J. Allen Hynek. Imagen de archivoAskins dijo que él también había visto la luz y que de hecho aún la seguía viendo. La luz se encontraba estacionaria sobre el río iluminando el área entera.

Al principio hubo una confusión mientras los oficiales le describían la luz a Askins. Ellos decían que estaba subiendo y bajando; sin embargo, Askins insistía en que la luz que él observaba se encontraba estacionaria.

Tiempo después fue probado que la luz que vieron los oficiales durante los primeros momentos del avistamiento desde los tribunales, provenía de la Isla Sauvie, y se trataba en realidad de luz artificial hecha por el hombre.

La niebla había contruibuido a crear el efecto de movimiento. Dejando esto en claro, los oficiales finalmente entendieron su confusión y dirigieron su vista hacia el sur.

Allí se encontraba la luz que describía “Lucky 13”. Lo que vieron estaba a baja altura sobre el río, brillando en un lugar donde solo había unas pocas luces tenues en los alrededores.

En la comunicación por radio se había escuchado a la luz emitir un extraño y agudo sonido, por lo que los oficiales se aprestaron a intentar registrar todo con un pequeño grabador portátil que tenían a mano.

Entonces fue cuando Askins se las arregló para sacar el micrófono fuera de la ventana de la casa rentada en donde se encontraba para poder transmitir a los oficiales todo lo que estaba presenciando.

Al mismo tiempo, la policía conducía la patrulla hacia un risco elevado para lograr una mejor visualización del extraño objeto que emitía la inusitada luminosidad.

Los 30 minutos, grabados en cassette y presentados en el Centro de Estudios OVNI de J. Allen Hynek (CUFOS) para su análisis, ponen de manifiesto un drama de la vida real donde un grupo de personas intentan entender su encuentro con lo desconocido.

(Con información de ufospain.es)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *