(VIDEO) Híbridos Serpiente: los misteriosos dioses reptiles de la antigüedad

 254 Total vistas,  1 Vistas hoy

El símbolo de la serpiente es uno de los más antiguos y de los más usados por las primeras culturas. Este simboliza la sabiduría, fertilidad, creación, muerte y resurrección. Sin embargo, pocos saben que podría ser la representación de los dioses híbridos serpiente que gobernaron en el pasado.

Los dioses híbridos serpiente han estado presente en nuestra historia desde siempre. Muchas culturas antiguas los han llamado de diferentes maneras y les han dado distintos estatus.

Híbridos serpiente en la historia

En la India, los nagas eran una raza de reptiles que bajaron el cielo. Se creía que eran híbridos serpiente; humanos con cola de dragón.

En África, un antiguo dios creó al Sol, la Luna y después a la Tierra. Este también creó un conjunto de gemelos, seres primitivos llamados Nummo.

Estos espíritus ancestrales eran inmortales y se dice, provenían de otro planeta. También combinaron su ADN con el de los animales de la Tierra.

En Centroamérica, el antiguo libro maya, Chilam Balam, afirma que las primeras personas que vivieron en Yucatán fueron los Chanes, o Pueblo de la Serpiente.

Los Chanes eran guiados a través del mar por el dios serpiente Itzamná, quien gobernaba gracias a su conocimiento esotérico, en vez de la fuerza.

Los mayas y aztecas también adoraban a Quetzalcóatl, la serpiente emplumada. Este dios trajo el conocimiento de la ciencia y las matemáticas a su pueblo.

En China, los seres humanos fueron creados por Fu Xi y Un Wa, según una antigua leyenda. La pareja masculina y la femenina tenían híbridos serpiente. Se decía que contribuían al desarrollo del sistema de escritura chino.

En Egipto, la serpiente era asociada con la inmortalidad y los dioses en los períodos del Reino Antiguo y Medio. La serpiente se convirtió en un símbolo de la realeza.

En el Nuevo Reino, cuando Egipto fue invadido y tomado por los hicsos, la serpiente representaba a los invasores y fue tomada como algo «maligno».

En el antiguo Egipto también se creía que el dios Amón podía transformarse en serpiente para regenerarse. Además, el custodio del inframundo era Nehebkau, una serpiente de 2 cabezas que ofrecía protección.

Otras mitologías hasta la actualidad

En la mitología griega y romana, la serpiente era el símbolo de un espíritu guardián y fue grabada en muchos altares.

En el templo de Atenas, se creía que una serpiente encerrada en una jaula era la reencarnación de Erichthonius, un rey del antigua Grecia.

El santuario de Apolo también tenía el grabado de una serpiente. La mitología griega también tiene a Medusa y las otras Gorgonas, criaturas con serpientes vivas en lugar de cabello.

En las primeras versiones del Antiguo Testamento, se hace referencia a los antepasados del dios serpiente. Sin embargo, estas fueron eliminadas o reinterpretadas como alegorías.

Sin embargo, las serpientes se asociaban a Moisés, ya que Dios ordenó que hiciera un ídolo de cabeza de reptil. También se informó que su bastón podía convertirse en una.

Los celtas asociaban a las serpientes con la sabiduría, la fertilidad y la inmortalidad. Tendrían a conectarlas con los estanques de curación y el agua.

En la nórdica está Jörmundgander, la serpiente vigilante del Midgard. Se dice que su cuerpo rodeaba todo el planeta.

Las tribus indígenas americanas consideraban a la serpiente como un símbolo de la fertilidad y renacimiento. Su mitología menciona Unhcegila, una criatura gigante con aspecto de serpiente, la cual podía tragarse a una persona de un bocado.

Los nativos americanos también incluían a la serpiente como una deidad conocida como Avanyu, que trajo tormentas a la Tierra.

Incluso, en nuestra época, la serpiente aparece representada en la fraternidad médica, lo que muestra que esta criatura sigue estando activa en nuestra sociedad ¿Por qué es tan importante la serpiente?

(Con información de ufospain.es)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.