(VIDEO) Frederick Valentich: Abducción extraterrestre de una avioneta en pleno vuelo

 214 Total vistas,  2 Vistas hoy

«Melbourne, esa extraña aeronave está de nuevo suspendida sobre mí. Está suspendida, no es una aeronave, repito, no es una aeronave». Esas fueron las últimas palabras de Frederick Valentich, un piloto que fue abducido en pleno vuelo.

El 21 de octubre de 1978, se encontraba volando su avioneta Cessna 182L, entre Moorabbin y la Isla del Rey, en Australia. El piloto, Frederick Valentich, no volvería a ser visto desde ese momento.

Frederick Valentich ¿Abducido en pleno vuelo?

Steve Robey, controlador aéreo, fue testigo de las misteriosas últimas palabras del piloto, ya que estaba siguiéndolo desde que comenzaron los problemas.

La noticia se espació en la prensa australiana de inmediato y los avistamientos OVNI en todo el país empezaron a suceder.

La desaparición de Frederick Valentich aún persigue a todos las personas cercanas a él. Además, el gobierno tampoco cerró los archivos sobre el suceso.

Este es uno de los fenómenos OVNI con más repercusión de la historia. Llegando incluso a tener seguimiento mediático en todo el mundo.

Jean Sider, un reconocido ufólogo, dijo que Valentich era un gran aficionado a la ufología y que, según su padre, el joven estaba convencido de haberlos vistos varias veces. Sin embargo, esto es imposible de confirmar o desmentir.

Incluso se llegó a decir que la  una avioneta volaba de forma invertida y la luz vista era el reflejo del Sol en el Mar. Pero el propio padre dijo que eso era imposible. Frederick Valentich era un profesional de la aviación, se habría dado cuenta de inmediato.

Estas palabras contrastan con el testimonio de otras personas, que aseguraban que era un novato con solo 150 horas de vuelo. Además, no tenía permiso para volar de noche, menos en condiciones meteorológicas adversas.

También agregaron que suspendió 2 veces el acceso a la Fuerza Aérea australiana. También suspendió muchas de las asignaturas que tenía en el curso para piloto de aerolínea que estaba haciendo.

Estuvo involucrado en varios incidentes aéreos por sobrevolar espacio restringido y volar a ciegas entre las nubes. Estos testimonios dejaban Frederick Valentich como un verdadero incompetente de la aviación.

Extrañas posibilidades

Incluso se dijo que el piloto dio 2 versiones diferentes sobre su viaje; el primero es que iba a recoger a unos amigos. Pero también dijo que iría a comprar cangrejos. Lo único seguro es que nunca informó al aeropuerto sobre su destino y lugar de llegada.

La teoría más razonable es que padeció de «la ilusión del horizonte falso», algo muy común que les ocurre a los pilotos novatos cuando pierden visibilidad.

Esto sucede cuando las nubes forman una inclinación, hacen que el horizonte sea poco visible y la luz de la tierra o estrellas sea nula. Esto genera una percepción errónea de que el avión no está alineado correctamente, aunque el indicador muestre que si lo está.

Esto pudo provocar que intentara nivelar la nave, haciendo que perdiera altura en barrera, sin posibilidad de controlarlo. El avión terminaría estrellándose.

A pesar de que esa es la teoría más posible, según los expertos. Sin embargo, el último testimonio dado por el Frederick Valentich a su controlador aéreo trastoca toda explicación lógica.

¿Por qué daría una «excusa» tan polémica cuando está perdiendo el control? Por más novato que fuese, nadie maquinaría una historia tan enrevesada, sabiendo que su vida podría llegar a su fin.

Como se mencionó anteriormente, el caso continúa abierto, aunque muy pocas personas se han tomado la tarea de continuar investigando. Aun así, la pregunta sigue vigente ¿Qué sucedió el 21 de octubre de 1978?

(Con información de ufospain.es)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.