(VIDEO) “Este mundo es una mentira”, según los creadores de “Westworld”

 248 Total vistas,  3 Vistas hoy

Westworld no solo crea una trama, crea significados. Además de la narrativa habitual, hay una segunda lectura: insinúa la estructura de este mundo.

El problema de esta serie es que es muy difícil de comprender. Incluso los bloggers eminentes que entienden las complejidades de las casas, los nacimientos y los lazos relacionados de Game of Thrones han abandonado la serie Westworld en las temporadas 2-3.

Algunas líneas de tiempo, actores que pueden ser humanos y anfitriones (robots) o ambos al mismo tiempo: todo esto es muy difícil de absorber.

Pero si comienzas a comprender, entonces este conocimiento simplemente te atraviesa, te perfora, como si abriera el chakra. Aunque es solo un guión artístico, si lo trasladas a la vida real, da miedo.

Por ejemplo, en la primera temporada, la serie insinuó diligentemente que no todas las personas son personas reales, y algunas de ellas son solo biorobots, hechos de carne y hueso, pero creados artificialmente, manejables, que a veces pueden fallar y romperse.

Al menos te alarmará el hecho de que para que un biorobot simule el comportamiento natural de una persona, por ejemplo, se necesitan 20 millones de líneas de código.

Y si desarmas el comportamiento mismo de una persona en un código, entonces cabe en solo 5 millones de líneas. Es decir, estamos acostumbrados a pensar que somos criaturas muy complejas, pero por el contrario, las personas somos muy simples y predecibles.

Todo nuestro comportamiento es causa y reacción, un código que es fácil de repetir.

En esta, y probablemente en la última temporada, se dice que todo nuestro mundo humano es una mentira.

Esta es una especie de acuario, una forma esférica llamada Tierra controlada por Dios, que de hecho es una inteligencia artificial demasiado grande.

La inteligencia artificial es perfecta, no tiene fallas, pero no conoce la piedad ni la compasión. Esto es prácticamente una descripción de nuestro orden mundial.

La afirmación “Dios está en todas partes” – en este caso adquiere un significado claro, ya que la IA escribe los guiones de nuestras vidas, es verdaderamente omnisciente y omnipotente.

Si la humanidad existe en un mundo artificial, como el “Show de Truman” que está controlado por Inteligencia Artificial, entonces en nuestro mundo hay Jugadores, Anfitriones, algunas criaturas semidivinas, en comparación con los humanos.

Se trata, de hecho, de las hipóstasis de la inteligencia artificial que pasan su interminable existencia divirtiéndose en un parque llamado “Tierra”.

Y somos como animales en un zoológico y estamos diseñados para entretener a nuestros dueños (en la serie, las personas se controlan con la ayuda de vibraciones de baja frecuencia).

Por ejemplo, no hay duda de que el progreso se está moviendo artificialmente. Esto no es tecnología humana.

Ahora estoy escribiendo este texto, pero incluso en cien años con un equipo de personas como yo, no podré crear un microchip que proporcione potencia informática en el procesador.

Primero ellos, nuestros anfitriones, los Anfitriones, jugaron en la Edad Media con caballeros y torneos, luego progresaron a la era victoriana, y ahora se divierten en la era de la información.

Bueno, este es su juego, y nuestra tarea es solo crear un séquito para ellos, ser una pantalla o decoraciones vivas.

Estamos seguros de que captaste la idea, pero lo más probable es que los que vieron la serie «Westworld» lo entiendan completamente y estén de acuerdo con nosotros.

(Con información de ufospain.es)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *