(Video) En Colombia ayudan a hombre que volcó su camión lleno de papas

 197 Total vistas,  9 Vistas hoy

(Upsocl).- El camión llevaba más de 200 sacos de papas y estas personas de Cúcuta decidieron colaborar. Una muestra de honradez y un verdadero gesto de amistad.

Lamentablemente las malas noticias suelen correr más fácil que las buenas, todos hemos visto últimamente alguna nota sobre los saqueos a camiones volcados que han ocurrido en Colombia. Uno de ellos lamentablemente provocó un accidente terrible, un incendio que afectó a muchas personas.

Pero lo cierto es que los buenos son más y hay personas que no se dedican a saquear, sino todo lo contrario, y ayudan a quien lo necesita.

En Cúcuta se registró un accidente hace poco, cuando un camión que se dirigía a una central de abastos con más de 200 sacos de papa se volcó. Los ciudadanos y conductores que transitaban por el lugar no pensaron en nada más que socorrer al conductor.

Una vez se aseguraron de que estuviese bien, cargaron los bultos a otro camión para que lo llevara a su destino final según El Tiempo.

El coronel de la policía José Luis Palomino, quien es comandante del cuerpo de policías que vigila ese lugar, agradeció a los ciudadanos por su comportamiento y ayuda. Sin duda una noticia capaz de opacar a aquellas que hablan del saqueo y malas acciones.

“Es un ejemplo de solidaridad, de amistad y de ayuda. Felicitamos a los transeúntes, a los vigilantes y a los policiales que ayudaron al conductor del camión que había sufrido este accidente”.

-Coronel José Luis Palomino

Una vez se supo del accidente el cuerpo de bomberos se acercó para evitar un posible incendio, además se encontró al culpable de aquel accidente.

Una persona en un auto particular hizo maniobras peligrosas y se encontraba en estado de ebriedad, esto ocasionó que no solo el camión de papas se volteara sino también el carro del individuo. Una gran lección sobre el efecto de un conductor ebrio en la vida de los demás.

Este pobre chofer de camión estaba trabajando tranquilamente llevando alimentos, ahora tendrá que estar hospitalizado por la inconsciencia de alguien más.

Un fuerte contraste entre las personas que ayudaron al conductor y aquella persona que decidió conducir tras haber bebido. Esto nos dice claramente que el mundo está lleno de personas de todo tipo, pero que siempre podremos elegir ser buenos.

Los transeúntes escogieron ser de los buenos y no saquear, sino ayudar a quien lo necesitaba porque si llegan a estar en esa situación les gustaría que los ayudaran del mismo modo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *