(VIDEO) El Pentágono pediría ayuda a Rusia en caso de una invasión extraterrestre

 184 Total vistas,  1 Vistas hoy

¿El Pentágono se aliaría con Rusia en el supuesto caso de una invasión extraterrestre? La respuesta es sencilla. Sí.

Aunque los científicos coinciden en que el primer contacto de la Tierra con la vida extraterrestre probablemente se produzca en forma de una sonda espacial, el Pentágono no se arriesga y planteó ya hace varios años una estrategia en caso de un posible ataque a la Tierra proveniente del exterior.

Rusia admitió, que Moscú no tiene ninguna estrategia para combatir una invasión de merodeadores galácticos. Por suerte para el planeta Tierra, Estados Unidos sí tiene un plan. Y cuenta con que Rusia y Estados Unidos luchen juntos.

Sergei Berezhnoy, del personal del Centro de Control Espacial Titov, cerca de Moscú, dijo que a los oficiales de la defensa aérea rusa “no se les ha encomendado la tarea de prepararse para la contingencia de un ataque alienígena”, según Ria Novosti.

“Hay suficientes problemas en la Tierra y en el espacio cercano a la Tierra”, añadió Berezhnoy.

Un equipo de científicos de la División de Ciencias Planetarias de la NASA no estuvo de acuerdo. “Aunque la humanidad aún no ha observado ninguna inteligencia extraterrestre, el contacto con ETI sigue siendo posible”, escribieron Seth Baum, Jacob Haqq-Misra y Shawn Domagal-Goldman en un documento de 2011.

Los científicos admitieron que los extraterrestres podrían ser amistosos o ambivalentes, pero no podemos estar seguros. “El contacto con [inteligencia extraterrestre] no cooperativa parece probable que sea perjudicial para la humanidad”, advirtieron.

El profesor Paul Springer, profesor de historia en el Colegio de Mando y Estado Mayor del Aire de Estados Unidos en Alabama, dijo a un programa de televisión australiano que Washington tiene planes incluso para las amenazas militares menos probables, incluyendo atacantes de más allá del sistema solar.

“Hacemos todo tipo de planes de contingencia y de guerra”, dijo Springer. Pero el plan de guerra interestelar de Estados Unidos es seguramente bastante escaso.

Después de todo, el Pentágono no sabría nada de los atacantes hasta que se disparara el primer rayo láser o ráfaga de disruptores o torpedo de fotones y las fuerzas terrestres ya estuvieran en retirada.

En el caso de una invasión alienígena, “lo primero que tendrías que hacer es preservar tus fuerzas”, dijo Springer. En otras palabras, esconderse.

Después, “aprender todo lo posible sobre el enemigo”. Presumiblemente con satélites de espionaje, drones, escuchas electrónicas y el viejo método de escondernos.

Los alienígenas, por su parte, probablemente apuntarían a las redes de comunicaciones de la Tierra y a sus armas más potentes, las nucleares, dijo Springer.

Como principales potencias militares del mundo, Estados Unidos y Rusia serían los mayores objetivos… y los líderes del eventual contraataque.

Combinados, ambos países podrían disponer de enormes fuerzas aéreas, terrestres, marítimas y espaciales con miles de aviones de guerra, millones de soldados, cientos de barcos y la mayor parte de las naves espaciales del mundo.

Suponiendo que la Tierra sobreviva y gane, la sociedad humana podría dar un vuelco. Springer dijo que los antiguos rivales podrían convertirse en aliados cercanos, incluso unificados.

“Hay que tener en cuenta que muchas de las mayores civilizaciones de la historia de la humanidad se formaron para contrarrestar un enemigo común”, señaló Springer.

Con o sin plan, Rusia está destinada a unirse a Estados Unidos en el frente de la Primera Guerra de los Alienígenas, según Springer.

(Con información de ufospain.es)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *