(VIDEO) El Museo que expone las especies «negadas» por la ciencia

 330 Total vistas,  2 Vistas hoy

Un extraño museo con ubicación en Londres ha llamado la atención de muchas personas en todo el mundo. ¿Por qué? Porque exhibe especies clasificadas por la ciencia.

El museo Merrylin Cryptid Museum asegura poseer restos conservados de hadas, duendes, dragones, licántropos y otras especies.

El Museo de criaturas clasificadas

Según menciona el sitio web del museo, en el año 2006, se creó un fideicomiso para analizar y cotejar un gran número de cajas de madera que estaban selladas en el sótano de una casa londinense antes de ser demolida.

Las cajas que datan de 1940 y estaban totalmente intactas, tenían alrededor de 5.000 ejemplares de flora y fauna. Todos recogidos, disecados y conservados por diferentes científicos, profesores y exploradores de varias culturas. Especies que han sido negadas por la ciencia contemporánea.

La colección también alberga muchos artefactos de origen curioso, como una supuesta máquina para detener el envejecimiento.

Pero ¿Quién fundó el museo? Según explica su página web, el profesor Merrylin nació en 1782 en Hellingshire, Inglaterra. Perteneció a una familia aristocrática, su madre falleció durante su nacimiento, siendo criado únicamente por su padre y general del ejército, Edward.

Una vez retirado, su padre se enamoró de la historia natural «esotérica», dedicándose a viajar por el mundo en busca de artefactos y especies ocultas. Estas, supuestamente, habitaban en continentes olvidados o lugares misteriosos, lejos de miradas indiscretas.

Viajaron muchos años hasta que su padre murió inesperadamente. Desde ese entonces, Thomas encontró consuelo en su trabajo y en continuar la colección que comenzó su padre.

En 1899, tomó una pequeña parte de sus especímenes para llevar a cabo una gira por América. Sin embargo, las actitudes conservadoras de los estudiosos conservadores de la época impidieron que tuviera éxito. Llegaron al punto de que la exhibición fue considerada como blasfemia.

Durante los años posteriores, Marrylin amplió la colección en gran medida y viajó por todos los rincones de la Tierra. Durante sus viajes se hizo con muchos adeptos e investigadores que agregaron nuevas piezas a la colección.

El misterio del sótano

En 1942, un hombre que se identificó como Thomas Theodore Merrylin, contactó con el orfanato para varones Tunbridge. Este hombre, que para la fecha debía tener 160 años, quería donar una gran casa de Londres a la institución.

Pero puso ciertas condiciones; que nunca se vendiera la casa y que el sótano nunca se abriese. Cuando se hizo oficial la donación, el hombre desapareció por completo. La finca Merrilyn también fue vendida y el dinero se donó a la caridad.

El orfanato cumplió la promesa, hasta que el gobierno decidió demoler el edificio para dar paso a una nueva zona residencial.

Los trabajadores se encontraron con el sótano y, al abrirlo, descubrieron las miles de cajas misteriosas de madera sellada.

Es claro que algunos de los modelos fueron «creados» para la exhibición, pero algunos parecen realmente criaturas disecadas.

No se sabe realmente si la historia es cierta o una invención del museo como una gran movida publicitaria. Pero no deja de ser intrigante la cantidad de especies que yacen en él.

(Con información de ufospain.es)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.