(VIDEO) El misterio de Tin-Hinan: «La princesa que escapó de la Atlántida»

 292 Total vistas,  1 Vistas hoy

Las leyendas de los Tuareg, un poblado bereber del norte de África, mencionan la existencia de una mujer que escapó de la tragedia de la Atlántida; La princesa Tin-Hinan.

Existen numerosas leyendas sobre la Atlántida, al punto de que se ha convertido en un objeto de debate histórico. Lo cierto es que una de las teorías menciona que hubieron sobrevivientes de la tragedia… una de ellas es la Tin-Hinan.

Tin-Hinan: ¿Una superviviente Atlante real?

Los Tuareg son un pueblo nómada bastante temido en la antigüedad por sus saqueos. Tenían como costumbre enterrar a los fallecidos en pirámides, también eran culpados por erigir diferentes monumentos megalíticos esparcidos por la costa norteafricana.

Esta tribu asegura descender de la princesa y heroína Tin-Hinan, a quien consideran como fundadora de su pueblo. Según la leyenda, la princesa procedía de la destruida Atlántida, de la cual consiguió escapar antes del cataclismo.

En sus historias, relatan como la princesa estaba emparentada con hombres de gran estatura, cabellos rubios y ojos rasgados que provenían de la constelación de Orión.

Según las transcripciones hechas por Adolphe de Calassanti, quien vivió en el pueblo y registró todas sus leyendas, la princesa tenía capacidades sobrenaturales. También contaba historias sobre una gran inundación que destruyó su cultura y era capaz de comunicarse con los dioses.

Otras historian mencionan como Tin-Hinan llegó a las tierras donde se estableció, empezando su reino. Se caracterizó montando una camella blanca con su séquito de esclavos a través de un viaje de mil kilómetros por el desierto.

En 1925 se descubrió el lugar de su enterramiento; una zona que permaneció oculta durante 16 siglos. La inmensa tumba se abrió y se encontró el cuerpo de una mujer de casi 2 metros de altura en su interior.

La tumba de una princesa

Todo lo encontrado en la tumba demostraba que fue enterrada con grandes honores, en una cámara fúnebre y con decoraciones de valor.

El esqueleto estaba completo, vestido y adornado con 7 pulseras de plata en su brazo derecho y 7 de oro en el izquierdo. Su antigüedad fue datada hace unos 450 a 130 años d. C.

El monumento fúnebre está ubicado sobre un túmulo en una colina próxima a un oasis de Abalesca y es el centro de una necrópolis de 12 tumbas, más con forma de pequeñas torres.

Todo ubicado a tan solo 250 kilómetros de la cordillera de Tassilli, muy famosa por albergar a unas pinturas prehistóricas sumamente extrañas. Esta tiene representaciones pictóricas de misteriosos humanoides que no parecen encajar con la historia contada por la arqueología tradicional.

Si la leyenda de la Atlántida es cierta, fácilmente podría ser la tierra de origen de Tin-Hinan, uno de varios supervivientes que se unieron o crearon otras civilizaciones. Posiblemente, las pruebas de esta teoría son las construcciones megalíticas esparcidas por el mundo.

La leyenda de Tin-Hinan, cuyos restos están en el museo de El Bardo, en Argelia, representa una pequeña pero importante pista de ese conocimiento avanzado perdido.. ¿Podría reescribir la historia humana?

(Con información de ufospain.es)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.