(VIDEO) Descubren un “mundo subterráneo” de la cultura Chavín en Perú

 280 Total vistas,  1 Vistas hoy

Durante años, arqueólogos e investigadores se han concentrado en la investigación de la cultura Chavín; los antiguos «escultores de las piedras» peruanos.

Los Chavín eran unos arquitectos sumamente avanzados gracias a sus dioses.

Uno de las culturas más importantes del antiguo Perú, los Chavín sorprendieron a los expertos por sus grandes conocimientos arquitectónicos.

Lo que más sorprende, es el Templo Chavín, el cual fue el centro administrativo y religioso de la cultura. También llama poderosamente la atención las pirámides truncas hechas de piedra y argamasa de barro.

Los Chavín: expertos arquitectos

Esta cultura sorprendió por sus conocimientos avanzados en arquitectura, ingeniería y escultura. Especialmente por la elaboración de templos, pirámides y estatuas.

Esta capacidad arquitectónica estaba inspirada, como no, en la profunda creencia en divinidades, a quienes trataban de imitar.

Estos dioses llegados del cielo fueron la principal fuente de conocimiento para los Chavín, lo que ha levantado mucha polémica entre teóricos y arqueólogos.

Esta cultura se desarrolló, principalmente, en el distrito Chavín de Huántar, en la provincia de Huari, departamento de Ancash. Y se suma a la lista de culturas avanzadas antiguas que habitaron el Perú.

Los hallazgos más importantes que se han hecho sobre esta cultura, destaca sin duda el Lanzón Monolítico.

Esta escultura está hecha totalmente en granito. Es la representación principal de la deidad mayor y se erigió en el «lugar original del nuevo mundo».

Otro de los monumentos más impactantes es el Obelisco de Tello. Esta construcción representa a dos entidades con aspecto reptiliano. Se cree que podrían ser un dios masculino y una diosa femenina.

La estatua mide 2.58 metros de altura y se encontró cerca de la Plaza Mayor, por lo que se cree, estuvo en el centro de este lugar.

También destaca el monumento de las Cabezas Clavas. Este monumento es la representación de la transición humana a deidades. Demostrando así que estos dioses podían transmutarse.

Se encontraron empotrados en una fila horizontal y en forma equidistante en los muros en lo alto del Templo de Chavín.

Han sido denominadas como la clavas ya que cada cabeza escultórica tiene una espiga o estructura alargada en su parte posterior, usadas para fijarlas a una superficie.

Aunque tiene mayor parte de rasgos humanos, también tiene características de animales feroces.

La piedra vibrante investigada por Barry FitzGerald

Barry FitzGerald, uno de los principales cazadores paranormales y quién fue estrella del programa «Ghost Hunters International», visitó el Chavín de Huántar en el estreno de la tercera temporada del show.

La misión del equipo era investigar una piedra sagrada preincaica que escondía misteriosos secretos.

El equipo de FitzGerald tuvo que ir a las ruinas Chavín, a unos 11.000 pies de altura. Aseguró que una vez dejaron los autos y se encaminaron por el pasaje desolado, la energía en el lugar aumentaba.

Cuando estuvieron frente a la piedra, se dieron cuenta que esta emitía una especie de vibración o frecuencia extraña.

Lo asombroso es que, apenas la vieron, esta no parecía ser más que una simple piedra, no hacía nada. Sin embargo, en el momento en el que empezaron a lamentarse por el «viaje perdido», esta empezó a emitir dicha vibración sorprendente.

De acuerdo a las leyendas locales, los nativos Chavín usaban un dispositivo el cual hacían girar alrededor de sus cabezas. Este dispositivo producía la misma vibración y a través de ella, contactaban a los dioses del cielo.

(Con información de ufospain.es)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *