(VIDEO) Coyame: el OVNI que cayó en México y que EE.UU. intentó ocultar

 146 Total vistas,  1 Vistas hoy

Uno de los casos más investigados de Estados Unidos, el Expediente Coyame, el cual sucedió el 24 de agosto de 1974, cuando un OVNI sobrevoló hacia Corpus Christi, Texas, hasta que cambió su rumbo a territorio mexicano.

Vista aérea de Coyame.

Cuando un radar de defensa aérea de Estados Unidos captó un extraño objeto moviéndose a 4.000 kilómetros por hora, los controladores aéreos creían que se trataba de algún error. El Expediente Coyame recolecta uno de los avistamientos OVNI más extraños de Estados Unidos

El objeto se movía de forma recta, sin embargo, dio un giro inesperado y empezó a moverse en dirección a Santiago de Coyame, en el estado de Chihuahua, México.

Expediente Coyame y el OVNI veloz

Las autoridades estadounidenses, de inmediato, enviaron una avioneta militar para ver que se trataba. Despegó de El Paso, Texas, hasta la localidad mexicana.

Cuando la avioneta llegó al punto indicado por el radar, observó como 2 objetos desaparecían en el mismo punto. Según los testigos, estos «debían» haberse estrellado entre sí. Era la única explicación.

El ejército estadounidense, de inmediato, quiso intervenir y ofrecer sus servicios de ayuda para recuperar los restos. Sin embargo, el gobierno de México se negó.

México envió un vehículo de rescate al lugar para intentar averiguar qué había pasado y para recuperar los restos. Sin embargo, a pesar de la negación, Estados Unidos envió 4 helicópteros Hirling, con un equipo de 15 soldados.

Ninguno de los equipos sabía realmente que había sucedido, ni que se encontrarían en la zona. Estados Unidos había demostrado mucho interés, especialmente por el objeto que se movía a gran velocidad y como pudo cambiar de dirección.

Cuando el equipo estadounidense llegó al lugar, se encontró con los vehículos de las autoridades mexicanas… el problema es que estos estaban muertos.

Rogelio Arguelles González, el Sargento Teófilo Margarito Puebla, el cabo José Trinidad Meras y el cabo Ricardo Vela, mostraban signos de asfixia y sin ninguna oportunidad de defenderse.

Inmediatamente, la escena cambió radicalmente para el grupo de recuperación estadounidense. A pocos metros de los fallecidos, se encontró el OVNI, pero no había rastro del otro que supuestamente, había colisionado con él.

Hasta la fecha, no se sabe que sucedió con el OVNi, ni con el caso en general.

¿Qué sucedió realmente en Coyame?

La extraña nave era metálica y no se parecía a ninguna nave terrestre. El equipo norteamericano rápidamente se dispuso a llevarse el OVNI para estudiarlo. Recorrieron alrededor de 15 minutos, donde un convoy los esperaba para movilizarse en tren hasta la base de la Fuerzas Armadas de Ray Patterson, en Ohio.

Lo más extraño del caso fue la muerte de los militares mexicanos ¿Quién los asesinó y por qué? Había demasiadas inconsistencias, aunque el caso quedó finalmente archivado. Algo similar a lo que sucedió con el Caso Roswell, donde también se encontraron restos de una nave extraterrestre y cuerpos, sólo que esta vez, eran alienígenas.

Se cree que, al igual que en el caso de Nuevo México, en este también se aplicó la ingeniería inversa para recuperar la tecnología inversa.

Existen muchas hipótesis de lo que sucedió con los soldados mexicanos; una menciona que éstos habían llegado primero y fueron atacados por los militares estadounidenses, pues querían hacerse con el OVNI a cualquier costo.

Aunque tampoco se sabe que sucedió con la extraña nave. El gobierno jamás dio testimonio de lo sucede y cada vez que se le cuestionó sobre el asunto, evadió las preguntas.

Los testigos entre los habitantes de Coyame fueron obligados a guardar silencio de lo sucedido por el gobierno de México, bajo supuesta coerción de Estados Unidos.

Este es uno de los incidentes OVNI más polémicos que existen en la historia de Estados Unidos y de México. Muchos ufólogos y teóricos continúan en la búsqueda de la verdad, pero todo parece muy cuesta arriba.

(Con información de ufospain.es)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *