(VIDEO) ¿Captó la NASA una antigua base minera en un asteroide?

 6 Total vistas,  6 Vistas hoy

El asteroide ‘433 Eros’ es uno de los más polémicos de los últimos años tanto por su curiosa forma como por los hallazgos en su superficie

Compuesto en su mayoría por silicatos de magnesio y hierro, los elementos más comunes en el cinturón interior de asteroides, el asteroide 433 Eros sigue causando polémica.

Fue descubierto hace ya más de un siglo por los astrónomos Carl Gustav Witt y Auguste Charlois, en Alemania.

Pero fue en el año 2001, cuando la nave espacial NEAR Shoemaker de la NASA aterrizó en su superficie, que se hizo «famoso».

Un total de 160.000 imágenes fueron captadas por la sonda espacial, además de identificar al menos 100.000 cráteres.

Así, los expertos descubrieron que el asteroide en sí era un objeto sólido, y no un cúmulo de escombros como se creyó en un principio.

Así comenzaron los estudios científicos sobre el objeto. Especialmente para calcular la probabilidad de impacto con la Tierra en el futuro.

Sin embargo, lo extraño es que, en más de una de esas fotografías, se pueden captar diferentes anomalías extrañas ignoradas por la NASA.

De hecho, la agencia espacial asegura que no son más que rocas. Pero a simple vista, la morfología de estos objetos que no son estructuras naturales.

Esta extraña imagen de Eros que mostramos más abajo, capturada en mayo del año 2000 gracias a la NEAR Shoemaker, se captó a una altitud orbital de 53 kilómetros.

Según la NASA, solo muestra una «roca» perfectamente rectangular de 45 metros de diámetro ¿Es posible que una roca sea tan perfecta naturalmente?

Maquina minera antigua

Debido a esta extraña forma, muchos teóricos han analizado la imagen, llegando a conclusiones que, a pesar de ser sorprendentes, son mucho más factibles que las de la agencia espacial estadounidense.

Algunos afirman que se trata de una antigua maquinaria minera. Esta teoría es apoyada por los datos recolectados del asteroide en diciembre de 1988.

De acuerdo a esta información, 433 Eros contiene al menos unos 20.000 millones de kilogramos de aluminio, además de cantidades colosales de diferentes metales raros en la Tierra, como el oro y el platino.

Conociendo estos datos ¿No es fácil imaginar que dicha formación no sea natural, sino artificial?

¿Es posible que una civilización alienígena haya usado al asteroide para extraer metales valiosos?

Las iniciativas de empresas privadas para comenzar la minería y extracción de recursos fuera de nuestras fronteras terrestres están a la orden del día.

Así, que no es tan descabellado pensar en la actualidad que otras civilizaciones pudieron hacer lo mismo.

¿Es posible que existan otras muestras de maquinaria antigua en otras partes del universo?

¿Por qué la NASA se empeña en ocultar este tipo de información al público? Deja tu comentario.

(Con información de Planeta Magnífico)

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *