(VIDEO) Boriska, el niño de Marte, “ha vuelto para salvar a la humanidad”

 265 Total vistas,  2 Vistas hoy

Boriska Kipriyanovich saltó a la fama siendo un niño, y ahora ya es un adulto escondido en el anonimato. Dijo haber vivido en Marte y reencarnar en un humano

Aunque el caso de Boriska Kipriyanovich, el niño de Marte, no es reciente, ha llamado poderosamente la atención, pues a lo largo de los años no han logrado localizarlo desde aquella entrevista que sostuvo y fue grabada.

Boriska nació en 1996 y fue denominado como un niño índigo, mostrando gran inteligencia; Boriska a decir de su madre, sabía leer a los 2 años, y un año después comenzó a mostrar un amplio conocimiento de los planetas.

A principios del presente milenio Boriska fue entrevistado por periodistas rusos quienes difundieron algunos videos donde aparece el joven contando su historia.

Estas escenas no se volvieron virales hasta ahora, casi 20 años después, después que la prensa se mostrara muy interesada en conocer más acerca de él.

A los 7 años, el niño ruso reveló a sus padres que se había reencarnado en un habitante de la Tierra, y que en Marte había sido un piloto.

De acuerdo con el niño, su estancia en nuestro planeta no era la primera en su haber, pues antes acudió en “misiones comerciales” a un continente desaparecido llamado Lemuria.

El menor dijo que su misión en la Tierra era la de salvarla de un desastre nuclear que, según su versión, ocurrió en Marte hace millones de años.

Describió también a los habitantes de su nación, «personas de 7 metros de altura quienes convivían en el mismo planeta con otras razas».

No obstante, «estos habitantes iniciaron una guerra nuclear que terminó por destruir toda su atmósfera». Aseguró que «los supervivientes siguen viviendo en el subsuelo de Marte y que respiran gas carbónico».

Han pasado varios años desde que Boriska Kipriyanovich conmocionó al mundo con sus desconcertantes declaraciones, y ahora parece haber desaparecido, pues no hay información de su paradero.

(Con información de ufospain.es)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *