(VIDEO) Agujeros de gusano según la ciencia: “Los humanos podrían atravesarlos”

Científicos han establecido una nueva teoría donde sugieren, no solo la existencia de los agujeros de gusano, sino que los humanos podemos atravesarlos.

De acuerdo a ciertas condiciones, los agujeros de gusano podrían existir en escala humana.

En el pasado, algo tan simple en la actualidad como las videollamadas, solamente aparecía en la ciencia ficción.

Lo mismo podría pasar con los agujeros de gusano.

Con el pasar los años, la realidad ha ido superando aquellos libros y películas que tanto nos han fascinado, por lo que se cree que, en el futuro, esa tendencia continuará.

Entonces ¿Por qué no pensar que podremos usar agujeros de gusano para atravesar el espacio durante viajes interestelares?

Así lo ha propuesto un estudio liderado por el argentino Juan Maldacena, donde ofrece una nueva teoría que transforma los agujeros de gusano en algo, no solo posible, sino apto para humanos, como lo podemos ver en la ciencia ficción.

¿Humanos atravesando agujeros de gusano?

El ejercicio teórico hace referencia a un tipo de objetos cósmicos de tamaño microscópico, cuya existencia ya había sido considerada factible en la teoría cuántica.

El tiempo que lleva viajar a través del agujero de gusano es mayor al que toma ir de una boca a otra.

Sin embargo, con el nuevo estudio se demuestra que si existan unas partículas adicionales, indetectables para para la tecnología actual, pero teóricamente posibles, podrían darse las condiciones idóneas para que un humano pueda atravesarlos.

De hecho, de acuerdo a los efectos relativistas, no solo los atravesarían, también viajarían en el tiempo, al futuro distante.

Gastón Giribet, docente de la Universidad de Buenos Aires e investigador en física teórica, agujeros negros y teoría de acuerdas, asegura que la posibilidad de que existan agujeros de gusano ha sido estudiada desde hace décadas.

Desde que Einstein y Rosen trabajaron juntos en Princeton, se dieron cuenta de que una solución de las ecuaciones de la teoría de la relatividad general permitía la creación de un túnel espaciotemporal.

A escala humana

Los humanos podrían atravesar los agujeros de gusano según la nueva teoría.

El problema con todas las teorías anteriores es que, en la física clásica, de existir los agujeros de gusano, estos serían diminutos; la distancia entre las dos bocas apenas serían del tamaño de la que explora el Colosionador de Hadrones, asegura Maldacena.

Sin embargo, junto a su colega Alexey Milekhin, Maldacena exploró la posibilidad de que estos objetos pudiesen darse más grandes, incluso llegando a la escala humana.
Maldacena explica:

«La razón por la cual están “prohibidos” en la física clásica es más o menos la siguiente: Las ecuaciones de Einstein relacionan la geometría con la energía o la densidad de materia, y para poder tener una geometría de este tipo, en el túnel la energía tiene que ser negativa. En la física clásica, las energías éstas son positivas, pero si uno considera la mecánica cuántica, hay un “efecto de Casimir” que permite que haya un poquito de energía negativa. En este caso, el objeto podría existir gracias a esa energía negativa. Es una solución que involucra efectos cuánticos».

Para que esta distorsión geométrica del espacio-tiempo suceda, se debe asumir que hay una materia que aún no se detecta, pero que es teóricamente posible; partículas de masa que interactúan levemente con la conocida, lo que daría los efectos cuánticos necesarios.

Siguiendo este orden de ideas, los parámetros de estudio de Maldacena y Milekhin establecen que cada boca tendría al menos unos 10.000 kilómetros de ancho. Algo comparable con el diámetro de la Tierra.

Viaje al futuro

Con esta teoría, si una persona entrara por una de las bocas del agujero de gusano, saldría un segundo después por la otra, pero habría viajado 10.000 años luz aproximadamente.

Para la persona que está fuera, el tiempo habría sido un poco mayor; es decir, permitiría viajes en el tiempo, pero solo hacia el futuro. Uno podría viajar 10.000 años en un segundo y 10.000 más para volver.

Además, este tipo de viajes se deberían hacer totalmente solo. No podrían ingresar objetos muy grandes ya que el agujero sería algo frágil.

En ese sentido, si se quieren enviar demasiadas cosas, se destruiría formando un agujero negro, atrapando todo lo que esté en su interior.

En pocas palabras, el agujero de gusano sería una configuración «metaestable», puede existir, pero también podría destruirse fácilmente.

La ciencia cada vez más se acerca a teorías que, en el pasado, solamente eran posibles en obras de ciencia ficción ¿Podremos viajar a través del espacio entrando en agujeros de gusano? ¿Cómo afectaría a la ciencia espacial? No lo sabemos, pero es probable que hagamos descubrimientos sorprendentes…

(Artículo científico publicado en arXiv.)

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *