Todo lo que debes saber sobre el primer documento OVNI elaborado por el Pentágono

 303 Total vistas,  1 Vistas hoy

  • El Pentágono ya ha revelado su esperado primer informe sobre la actividad OVNI registrada por los pilotos militares estadounidenses. Pese a la expectación generada, las conclusiones son más terrenales de lo que quizás algunos esperaban.

  • De 144 casos analizados, solo a uno se le ha dado explicación razonable. Los otros 143 no tienen explicación. No porque haya actividad extraña detrás, sino porque los autores del informe creen que no existen datos suficientes como para dar una conclusión concreta.

El pasado viernes 25 de junio de 2021, el Departamento de Defensa de los Estados Unidos publicó su primer informe sobre la actividad OVNI en el país. La revelación de este documento ha revelado mucha expectación, ¿da el Pentágono una explicación lógica sobre este fenómeno extraño? ¿Menciona vida extraterrestre? Aquí tienes todo lo que debes saber al respecto.

¿Por qué sale ahora este informe?

El Departamento de Defensa de Estados Unidos estableció un grupo encargado de investigar y analizar “la naturaleza y orígenes” de diversos UAP avistados en los últimos años.

La creación de un documento de estas características es la culminación de un interés cada vez más creciente sobre estos fenómenos extraños, tanto por parte del Gobierno de Estados Unidos como por parte del público.

El inicio de este interés actual puede concretarse en la revelación en diciembre de 2017 por parte del New York Times de un programa del Departamento de Defensa establecido en 2007 tras una financiación de 22 millones de dólares. Esta iniciativa se denominó el Programa de Identificación de Amenazas Avanzadas en el Espacio Aéreo. El objetivo era examinar encuentros militares con estos incidentes extraños para ir recopilando información.

Después del estruendo mediático que conllevó dicha revelación, se han ido produciendo debates en el Senado sobre cuánto sabe el Gobierno sobre los UAP y cuánto se ha invertido en su investigación. En paralelo, se han filtrado o desclasificado vídeos que muestran a pilotos militares encontrándose con estos fenómenos aun por explicar.

El “clímax” de todos estos invidentes es la publicación de este informe por parte del Pentágono el pasado viernes 25 de junio de 2021.

¿Qué es todo esto de los UAP?

OVNI significa Objeto Volador No Identificado, y es un nombre coherente siempre y cuando se crea que estos extraños fenómenos aéreos son, efectivamente, objetos.

No obstante, el Pentágono no quiere descartar todavía ninguna explicación posible sobre la naturaleza de dichos avistamientos. Así que ha optado por un término más amplio: UAP o Fenómeno Aéreo Anómalo. Este nombre abarca tanto la teoría de las naves espaciales como la posibilidad de que todo se trate de un fenómeno meteorológico desconocido, por poner un ejemplo.

Además, la palabra “fenómeno” significa “situación o hecho observable y que existe, pero cuya causa o explicación es desconocido”. Es una mejor palabra en este caso que “objeto”.

¿Qué analiza exactamente el informe?

Los funcionarios del Pentágono encargados de esta tarea han tenido que analizar 144 informes de incidentes UAP observados por pilotos militares entre 2004 y 2021. Inicialmente iban a añadirse otros avistamientos alertados por el ejército y la Comunidad de Inteligencia, pero “eran datos poco específicos” así que se descartaron.

¿De estos 144 casos, cuántos tienen explicación según el Pentágono?

El Pentágono, sede del Departamento de Defensa de EEUU.Reuters

Solo hay un incidente UAP con explicación clara: se trataba de un globo desinflado. Para los 143 casos restantes no se ha ofrecido explicación, al menos no por ahora.

¿Hay algún incidente conocido o destacable?

En los últimos años, se han filtrado o desclasificado una serie de vídeos registrados por cámaras de aviones militares que muestran incidentes UAP. Forman parte de los casos analizados por el informe.

¿Cuáles son las conclusiones del informe?

El informe concluye que no puede dar una explicación concreta a los Fenómenos Aéreos Anómalos (u OVNI si quieres llamarlos así). Aunque el documento enumera numerosas posibilidades (que se resumen más abajo), sus autores no se decantan por ninguna explicación porque la documentación a la que se ha accedido sobre cada caso “es poco concluyente”.

Los creadores de este proyecto argumentan que han tenido que realizar un análisis con un número de avistamientos muy bajo cuyos informes a su vez incluyen “datos limitados e inconsistentes”.

Los funcionarios detrás del documento explican que es necesaria una financiación suficiente que permita desarrollador mejores programas y herramientas de análisis para una correcta observación y recolección de datos sobre futuros avistamientos anómalos.

Asimismo, estos se lamentan de que otras personas hayan cogido los documentos previos y hayan elaborado explicaciones que incluyen aliens y elementos de este estilo. De nuevo, existen pocos datos como para sacar cualquier tipo de conclusión sólida.

¿Qué explicaciones hay detrás de los Fenómenos Aéreos Anómalos según este informe?

No hay explicaciones propiamente dichas, sino 5 categorías de posibles soluciones.

  • Desorden aéreo: Elementos como pájaros, globos, drones
  • Fenómenos naturales atmosféricos: El informe define esta categoría como “cristales de hielo, humedad o fluctuaciones termales que podrían quedar registradas en los radares y otros sistemas de detección”.
  • Tecnología desarrollada en Estados Unidos: Es decir, tecnología clasificada a cargo de Estados Unidos o de socios.
  • Tecnología desarrollada por rivales extranjeros (terrestres): Aviones, dispositivos y tecnología en general creada por China, Rusia u otros gobiernos. El informe también incluye entidades rivales no gubernamentales.
  • Otros: El típico cajón desastre con explicaciones demasiado dispersas como para ser clasificadas.

¿Qué hay de los aliens? ¿Aparecen mencionados en el informe?

No. Cero menciones a posible vida extraterrestre. Esto no quiere decir que el Gobierno de los Estados Unidos deseche las probabilidades de que haya vida en algún lugar de las vastas estrellas. Simplemente se descarta la posibilidad de que los Fenómenos Aéreos Anómalos analizados tengan origen extraterrestre.

Entonces, ¿cuál es el impacto que ha tenido este informe dentro del marco gubernamental?

El gran paso que podría darse gracias a este documento es la elaboración de una mejor estrategia para recolectar y analizar datos sobre estos casos sin explicación.

El Gobierno de los Estados Unidos se ha dado un plazo de 90 días para explicar al Congreso sus avances al respecto y para presentar una hoja de ruta técnica sobre la creación de una mejor tecnología. 

Y es que aunque la sociedad asocia tecnología puntera cuando piensa en herramientas gubernamentales, el documento explica que, por ejemplo, las cámaras militares no están preparadas para registrar correctamente fenómenos anómalos. Serían necesarios más sensores y más cámaras para poder registrar la velocidad y movimiento correctos de estos incidentes. Sin estas herramientas, un análisis correcto es imposible.

Eso no es todo. El informe explica que otro motivo por el que los datos recogidos son tan imprecisos es el estigma social que todavía rodea a los OVNI/UAP.

“Los pilotos o analistas del ejército que aseguran haberse encontrado con un UAP sienten que su reputación corre peligro si deciden informar al respecto”, explica el informe.

El informe espera que su existencia por un lado mentalice a científicos e investigadores amateur a analizar correctamente los documentos relacionados con este fenómeno y, por otro lado, animar a los testigos de dichos acontecimientos a informar de los mismos cuanto antes de la forma más detallada y clara posible.

¿Se han publicado declaraciones de dichos pilotos?

Sí, especialmente gracias a la expectación de este informe algunos testigos han decidido conceder entrevistas. Por ejemplo, en el programa 60 Minutos de CBS, 2 antiguos pilotos estadounidenses explicaron su experiencia con un extraño objeto que apareció sobre el Océano Pacífico y que parecía imitar el movimiento de sus aviones.

“Parecía un objeto parecido a una ficha para jugar al Tres-en-raya”, explicaron los pilotos (a través de BBC). “Solo que viajaba a gran velocidad y de forma muy errática. No podíamos anticipar cómo iba a girar o cómo iba a maniobrar. No vimos ninguna estela de humo o señales de propulsión”.

¿Y en el mundo de la ufología? ¿Cómo se ha reaccionado al documento?

La comunidad escéptica ante la explicación extraterrestre para los OVNI ha aprovechado para resaltar otros razonamientos más mundanos.

Por ejemplo, el escritor científico Mick West ha resaltado que es posible que los OVNI o UAP sean en realidad tecnología perfectamente explicable pero actualmente difícil de registrar correctamente.

Si los pilotos avisan de cosas que no pueden identificar, entonces debemos descubrir qué se está haciendo mal“, explica West a través de Intelligencer. “¿Es algo nuevo o es un fallo en el sistema? ¿O quizás el personal está poco preparado? Hay que averiguarlo”.

Al mismo tiempo, los defensores de que detrás de los OVNI hay “algo más” han aprovechado para responder a los escépticos. Por ejemplo, un antiguo oficial del Pentágono explicó para The New Yorker que “hay datos que jamás llegarán a revelarse sobre el asunto”.

(Con información de businessinsider.es)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *