Queman dos iglesias y destruyen 2 templos tras hallazgo de cuerpos de menores indígenas en Canadá

 347 Total vistas,  2 Vistas hoy

Canadá.- Al menos dos iglesias han sido quemadas y otras dos destruidas en Canadá tras el tétrico descubrimiento de los cuerpos de más de 750 niños indígenas en un internado operado por la Iglesia Católica, informó el HuffPost.

Keith Crow, jefe de la banda india de Lower Similkameen, dijo que recibió un llamada donde se le informó que la Iglesia de Choapaka estaba en llamas, por lo que se dirigió rápidamente al lugar, sin embargo, encontró el templo en cenizas, según lo informado por CBC.

Posteriormente Crow, recibió otra aviso sobre que también se había prendido fuego a la Iglesia de Upper Similkameen, por lo que dijo estar molesto, “no veo nada positivo en esto”, por lo que sentenció que los ataques son fueron coincidencia, ya que solo tenían una hora de diferencia.

Sin embargo, los ataques no terminaron ahí, pues inmediatamente después otras dos Iglesias en Okanagan fueron destruidas, informó Proceso.

Un grupo indígena de la provincia canadiense de British Columbia dijo el miércoles que una búsqueda con radar de penetración subterránea encontró 182 restos humanos en tumbas sin marcar en un sitio cercano a un antiguo internado para niños indígenas que fueron separados de sus familias.

La información se dio a conocer tras otros dos reportes de hallazgos masivos en otras dos escuelas similares operadas por la Iglesia, una con más de 600 tumbas sin marcar y otra con 215.

La nación indígena Lower Kootenay dijo en un comunicado de prensa que comenzó a usar la tecnología el año pasado para explorar un sitio cerca de la ciudad de Cranbrook que está cerca de la escuela religiosa St. Eugene, que fue operada por la Iglesia católica desde 1912 hasta principios de la década de 1970.

Agregó que halló los restos en tumbas sin marcar, unas aproximadamente un metro (3 pies) de profundidad.

La semana pasada, el jefe Cadmus Delorme, de la nación indígena Cowessess, dijo que un radar de penetración subterránea dio 751 “hits”, lo que indica que hay al menos 600 cuerpos enterrados en el Internado Indígena Marieval, que funcionó de 1899 a 1997.

En el lugar donde se encuentra ahora la nación indígena Cowessess. Se cree que el cementerio tiene los cuerpos de niños y adultos, e incluso personas que no eran miembros de la comunidad que asistían a la iglesia ahí.

El 28 de mayo, tan solo unas semanas antes de ese descubrimiento, se encontraron lo que se cree que son los restos de 215 menores en otro antiguo internado en Kamloops, British Columbia, informó Associated Press.

Por su parte el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, en una publicación en su cuenta de Twitter, aseguró que la noticia del hallazgo de los cuerpos de los menores, es algo doloroso y vergonzoso para el país.

Las noticias que se encontraron en la antigua escuela residencial de Kamloops me rompen el corazón: es un doloroso recordatorio de ese capítulo oscuro y vergonzoso de la historia de nuestro país. Pienso en todos los afectados por esta angustiosa noticia. Estamos aquí para ti, escribió Trudeau

Se torturaban y asesinaban a niños

Según información publicada por Proceso, las residencias escolares se establecieron en Canadá a principios del siglo XIX para integrar a los indígenas al país y las cerraron en 1996.

En esos lugares confinaron y torturaron salvajemente a más de 150 mil menores durante el siglo XX, los niños eran separados de sus familias, les daban nombres nuevos y se les prohibía hablar en sus idiomas. Es lo que recuerda uno de los supervivientes.

“Nos cortaban nuestros largos cabellos y nos rociaban con insecticida”. Hablan de torturas y de golpes diarios, pero para muchos de ellos, fue aún más aterrador y es que se estima que alrededor de 4 mil niños fueron asesinados.

En 2017, el gobierno de Canadá se disculpó oficialmente por el internamiento forzado de niños indígenas, pues se calcula que murieron alrededor de 3 mil 200 de tuberculosis, según una investigación.

(Con información de Debate)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *