¿Qué es el reloj del fin del mundo y por qué marca 100 segundos?

 532 Total vistas,  3 Vistas hoy

En 1953, durante la Guerra Fría, el reloj del fin del mundo marcó las 23:58:00 horas debido a las primeras pruebas con armas termonucleares realizadas por soviéticos y estadounidenses.

CDMX.- ¿Qué es el reloj del fin del mundo? Este reloj simbólico y metafórico fue creado en 1947 por miembros del Boletín de los Científicos Atómicos con el objetivo de reflejar cuán cerca está el momento en el que la Tierra podría ser destruida. Y actualmente, el reloj marca que estamos a solo 100 segundos de la medianoche, lo cual significa que nunca habíamos estado tan cerca del fin de la humanidad.

En 1953, durante la Guerra Fría, el reloj marcó las 23:58:00 horas debido a las primeras pruebas con armas termonucleares realizadas por soviéticos y estadounidenses. Sin embargo, en la actualidad las amenazas son aún más preocupantes. Según los expertos, las principales amenazas que podrían poner fin a la civilización son el cambio climático y las armas nucleares.

La crisis sanitaria provocada por la pandemia de coronavirus ha evidenciado la incapacidad de los gobiernos para hacerle frente a estas amenazas y ha revelado “cuán poco preparados y poco dispuestos están los países y el sistema internacional para manejar adecuadamente las emergencias globales”, según el Boletín de los Científicos Atómicos.

Además, durante el 2020, las probabilidades de que el planeta caiga en una guerra mundial atómica se incrementaron debido a eventos como el asalto al Capitolio de los Estados Unidos. El cambio climático también representa un gran riesgo, ya que las sequías prolongadas, los cambios en las estaciones de cultivo, el aumento del nivel del mar y la extinción de la pesca son solo algunas de las consecuencias potenciales.

Es importante señalar que el reloj del fin del mundo no es una predicción, sino un llamado de atención para que tomemos medidas para evitar la destrucción de la Tierra. Es responsabilidad de todos nosotros trabajar juntos para reducir las amenazas y asegurar un futuro sostenible para nuestra civilización. No podemos permitirnos seguir ignorando las advertencias de los expertos y seguir moviéndonos cada vez más cerca del fin.

(Con información de Debate)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *