Por primera vez en la historia, un objeto hecho por humanos ha “tocado” el Sol

 74 Total vistas,  1 Vistas hoy

El 28 de abril de 2021, los humanos marcamos un hito. La sonda solar Parker de la NASA alcanzó la corona solar y permaneció cinco horas allí. La nave espacial es la primera en entrar en los límites exteriores de nuestra estrella. Los detalles sobre esta hazaña científica fueron publicados en Physical Review Letters.

Los resultados se anunciaron en una conferencia de prensa en la Reunión de Otoño de la Unión Geofísica Estadounidense de 2021 el 14 de diciembre. El manuscrito es de acceso abierto y se puede descargar gratuitamente.

“Esto marca el logro del objetivo principal de la misión Parker y una nueva era para comprender la física de la corona”, dijo Justin C. Kasper, primer autor y profesor de la Universidad de Michigan. La sonda realizó las primeras observaciones directas de lo que se encuentra dentro de la atmósfera del Sol, midiendo fenómenos que antes solo se estimaban.

La atmosfera solar

El borde exterior del Sol comienza en la superficie crítica de Alfvén. Este es el punto debajo del cual el Sol y sus fuerzas gravitacionales y magnéticas controlan directamente el viento solar. Muchos científicos piensan que en esta área surgen cambios repentinos en el campo magnético solar, llamados cambios de sentido.

En 2018, la NASA lanzó la sonda solar Parker con el objetivo de alcanzar finalmente la corona solar y hacer la primera visita a una estrella. El pasado mes de abril, la sonda pasó cinco horas por debajo de la superficie crítica de Alfvén en contacto directo con el plasma del Sol.

Debajo de esa superficie, la presión y la energía del campo magnético del Sol eran más fuertes que la presión y la energía de las partículas. La nave espacial pasó por encima y por debajo de la superficie en tres ocasiones distintas durante su encuentro. Esta es la primera vez que una nave espacial entra en la corona solar y toca la atmósfera del Sol.

Secretos del sol

Los investigadores descubrieron que la superficie crítica de Alfvén está arrugada. Los datos sugieren que la arruga más grande y más distante de la superficie fue producida por un pseudostreamer, una gran estructura magnética de más de 40 grados de ancho, que se ubica en la cara visible más interna del Sol. Actualmente no se sabe por qué un pseudostreamer empujaría la superficie crítica de Alfvén lejos del Sol.

Asimismo, los científicos notaron muchas menos curvas por debajo de la superficie crítica de Alfvén que por encima de ella. El hallazgo podría significar que no se forman retrocesos dentro de la corona.

Alternativamente, las bajas tasas de reconexión magnética en la superficie del Sol podrían haber bombeado menos masa a la corriente de viento observada. Esto resultaría en menos cambios de sentido.

La sonda también registró alguna evidencia de un potencial aumento de potencia justo dentro de la corona. Esto puede apuntar a una física desconocida que afecta el calentamiento y la disipación. Las observaciones tuvieron lugar durante el octavo encuentro de la sonda con el Sol.

Los hallazgos sugieren que las observaciones directas tienen mucho que aclarar sobre la física del calentamiento coronal y la formación del viento solar. Habiendo logrado su objetivo de tocar el Sol, la sonda Parker ahora descenderá aún más profundamente en su atmósfera y permanecerá por períodos más largos.

(Con información de robotitus.com)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.