Piedra que contenía el “Demonio de las 9 colas” se partió a la mitad en Japón

 416 Total vistas,  1 Vistas hoy

La roca Sessho-seki se “partió a la mitad” y todos están aterrados en Japón.

Una posible guerra nuclear, momias de sirenas, el coronavirus y ahora una roca, que según la leyenda japonesa contenía el Demonio de las 9 colas, se “partió a la mitad” y crece la controversia en redes sociales.

Según detallan los medios nipones, todo se trata de una leyenda de la mitología japonesa, que asegura que la roca Sessho-seki, al borde las laderas del Monte Nasu, en Tochigi, “contenía el Demonio de las 9 colas”. Las referencias culturales de este demonio, aseguran que la piedra “era mágica”, según la leyenda, el que se atreviera a tocarla, ya era “maldito” y por eso, había sido elegida para “ser la prisión” de este ser maligno.

“Debería haber una gran roca en el centro atada por una cuerda, pero la roca está partida por la mitad, y la cuerda está suelta. Si esto fuera un manga, sería una señal de que el sello que poseía al zorro de nueve colas se ha roto. Siento que he visto algo que no debería verse”, detalla un usuario de Twitter. 

The Guardian citó que muchos japoneses pensaban que Sessho-seki, no era una piedra común, si no, que se trataba de un espíritu transformado. Era el de Tamamo-no-Mae, una mujer, que había formado parte de un complot para asesinar al Emperador Toba, que había regido durante los años 1107 hasta el 1123.  Otra teoría, es que un monje budista habría “exorcizado” a la roca y que por eso, los restos de la piedra se sintieron, “al liberar el mal”. La piedra estaba allí, desde 1957, todos los viajeros se acercaban a ella a tomarse fotos, la veían como un atractivo de la zona.

Los creyentes de esta leyenda aseguran que ahora el Demonio ha “regresado” al mundo, tras permanecer más de 1.000 años encerrado y que ahora pudiera “ocurrir cualquier cosa en el mundo”. Otros usuarios más escépticos, creen que la piedra, se deterioró por la erosión y que en los últimos días ha llovido mucho en la zona. “Quizás las filtraciones de agua, hicieron lo suyo. La piedra ya estaría sentida”, aseguran algunos usuarios en Twitter.

(Con información de Colombia.com)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.