Niña con síndrome de Down fue devorada por ratas tras morir de hambre, padre es acusado de asesinato

 325 Total vistas,  1 Vistas hoy

Brisbane, Australia.- Una niña de cuatro años murió de hambre, fue devorada por ratas luego de que su padre dejara su cuerpo sobre su cuna en estado de descomposición y ante el ataque de los animales que hicieron profundas úlceras por presión en la espalda de la menor en Cannon Hill, Brisbane en Australia.

La menor murió el 23 de mayo del 2020, sin embargo su cuerpo fue encontrado por las autoridades hasta el día 25 de ese mes, cuando el padre decidió informar a a la policía tras permitir que las ratas comieran el cuerpo de su hija.

La niña de cuatro años se llamaba Willow Dune, cuya madre murió derivado de las complicaciones del parto, por lo que vivía en una casa con su padre, madrastra y hermanastra, en donde fue encontrado su cuerpo ya en estado de descomposición y devorado por ratas.

Derivado del delito cometido contra Willow Dunn, el padre Mark Dunn, y su pareja Shannon White se encuentran acusados de crueldad infantal y del asesinato de la menor de cuatro años, actualmente enfrentan un juicio.

Los detalles de su asesinato fueron revelados en la audiencia previa al juicio ayer 7 de diciembre, en donde afirmaron que la menor murió dos días antes de ser encontrada.

Por su parte, el alguacil mayor Andrew Kitas dijo en el Tribunal de Magistrados de Brisbane, que los paramédicos afirmaron que las ratas se habían comido la cara de la niña cuando la encontraron en su casa.

Mientras que el patólogo forense, Andrew Kedziora, afirmó que las úlceras de presión llegaban “hasta los huesos” y se encontraban principalmente en su espalda por lo que, era posible que ella no pudiera moverse.

“Si un niño puede moverse aunque sea un poco y cambiar la posición, esto mejorará inmediatamente la circulación, por lo que el hecho de que estas úlceras por presión estén presentes y sean tan profundas muestra que durante bastante tiempo el niño no se movió en absoluto”, explicó.

Entre otras marcas en el cuerpo de la menor, se encontró que tenía pancreatitis derivada de mala nutrición y deshidratación crónica, además es posible que Willow Dunn pudo haber dejado de crecer, ya que permanecía del mismo tamaño desde 2018.

(Con información de Debate)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *