NASA lanza Lucy, una nave espacial para estudiar los asteroides troyanos de Júpiter

 234 Total vistas,  1 Vistas hoy

Hace 3.2 millones de años deambuló en la actual Etiopía un homínido que tiempo después fue llamado Lucy. Ahora, la NASA se ha inspirado en este antiguo ancestro humano y ha lanzado una misión a los asteroides troyanos de Júpiter. La sonda espacial estudiará 8 asteroides y servirá para aprender mucho sobre la formación y evolución del sistema solar.

“He soñado con enviar una nave espacial a los asteroides troyanos durante más de una década”, dijo a Space.com, Cathy Olkin, investigadora principal de la misión y científica planetaria del Southwest Research Institute (SwRI). “Esta oportunidad es simplemente excepcional”, agregó.

Lucy

El desarrollo de Lucy fue llevado a cabo por la NASA como parte del programa Discovery desde 2017. El dispositivo tiene un peso total de 1.550 kilogramos y está equipado con dos enormes baterías solares redondas de 7,3 metros. Cuenta con una antena de 2 metros y un conjunto de cuatro instrumentos científicos. Lucy tiene dos cámaras (multiespectral y de alta resolución) y dos espectrómetros (infrarrojos y termoiónicos).

Además de la carga científica, la sonda está llevando otros objetos. Entre ellos, una placa conmemorativa a bordo con mensajes de diversas figuras culturales y científicas, y un diagrama que muestra la posición de los planetas en el momento del lanzamiento de la estación.

Entender nuestro vecindario

La misión del vehículo será sobrevolar y estudiar los asteroides troyanos de Júpiter, ubicados en las proximidades de los puntos de Lagrange L4 y L5 en el sistema Sol – Júpiter. De especial interés son los asteroides Eurybates y Orus.

Los objetos troyanos se encuentran en muchos planetas del sistema solar, pero Júpiter tiene el mayor número de ellos: más de siete mil. El estudio de estos asteroides ayudará a los científicos planetarios a comprender mejor los procesos que tuvieron lugar en los inicios del sistema solar.

El último 16 de octubre, la sonda Lucy fue lanzada con éxito desde la plataforma de lanzamiento SLC-41 en Cabo Cañaveral. Durante los siguientes tres años, la nave realizará dos maniobras gravitacionales cerca de la Tierra.

Luego, la misión se dirigirá a su primer objetivo: el asteroide Donaldjohansson, al que llegará el 20 de abril de 2025. Recibió ese nombre en honor al antropólogo que descubrió el fósil de Lucy en 1974.

La misión

Después de ese primer sobrevuelo, Lucy comenzará a estudiar objetos cercanos al punto L4 en el sistema Sol – Júpiter. Por ejemplo, el 12 de agosto de 2027 se realizará un sobrevuelo del doble troyano Eurybates; el 15 de septiembre de 2027, pasará por Polimela; el 18 de abril de 2028, por Leucus; y el 11 de noviembre de 2028 por el asteroide Orus.

A continuación, la estación realizará otra maniobra gravitacional cerca de la Tierra y se dirigirá al punto L5 en el sistema Sol – Júpiter. Finalmente, la nave examinará a Patroclus y Menotius, un troyano binario, el 2 de marzo de 2033.

Tales binarios de tamaño uniforme son raros en el sistema solar interior y en el cinturón de asteroides principal. Sin embargo, observaciones más recientes en el Cinturón de Kuiper, muestran que en este vecindario exterior, los binarios bien equilibrados son bastante comunes.

(Con información de robotitus.com)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *