Millonarios quieren desalojar a un vagabundo que vive dentro de una cueva durante la pandemia

 151 Total vistas,  1 Vistas hoy

Nueva Zelanda.- Un indigente que vive en una cueva dice que los millonarios de las mansiones circundantes están tratando de desalojarlo de la casa que usa para “mantenerse cálido”.

Awhi, de 64 años, vive en una cueva destrozada al otro lado de la calle de los propietarios adinerados en el llamativo vecindario de Mt Drury Reserve en Mount Maunganui, Nueva Zelanda.

De acuerdo con el medio Mirror, en su hogar temporal, Awhi duerme en una cama plegable levantada del piso y ha apiñado en pequeños estantes para guardar recuerdos y alimentos proporcionados por organizaciones benéficas para personas sin hogar.

El suelo de roca está revestido con alfombras estampadas e incluso un espacio para que su perro duerma.

Utiliza una tabla de remo como puerta para proporcionar algo de privacidad y también ha decorado la pequeña cueva con juguetes abandonados y baratijas que se encuentran en la playa.

Los ricos que viven cerca celebran reuniones periódicas para desalojarlo de su hogar temporal, dice.

Todos son millonarios aquí. Prefieren sacarme de aquí”, dijo Awhi a la publicación de Nueva Zelanda Stuff .

El hombre de 64 años trabajó como forestal y como constructor antes de caer en tiempos difíciles. Dijo que regresó “a casa” el año pasado, de donde es su familia, después de la muerte de su madre.

Dijo: “Mi familia era de aquí. Fui a la escuela, me fui, me casé, tuve hijos, murió mi madre, así que volví a casa”.

“Las cosas no salieron bien en casa, así que volví a salir a la carretera”.

“No voy a vivir para siempre, pero me gustaría quedarme todo el tiempo que pueda, hasta que llegue el momento”.

“Me levanto por la mañana, el sol brilla y todavía estoy por encima del suelo”.

El diputado local Simon Bridges confirmó que los residentes con “un par de millones de dólares de hipoteca” han presentado quejas sobre Awhi.

Dijo: “No es tanto Awhi, me dicen, pero son más los compañeros y los parásitos los que vienen: bebida, fiestas, ruido… graffiti, irrumpir en obras cercanas, incluso incendios”.

El diputado agregó: “Si tuviera un par de millones de dólares de hipoteca allí, podría sentir lo mismo”.

“Reconozco que es complejo y no queremos que nos falte la compasión aquí. Es triste en todos los niveles”.

“Es un problema muy parecido al de 2021 y también es una metáfora bastante precisa de Tauranga hoy en día: tienes las propiedades más caras de Nueva Zelanda fuera de Auckland, frente a la falta de vivienda y los problemas sociales”.

A pesar de los esfuerzos de los residentes millonarios, se informa que el ayuntamiento no puede mover a Awhi porque ha dormido en la cueva durante más de 18 meses.

(Con información de Debate)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *