Mamá desesperada vende a su bebé para poder comprar comida para una familia hambrienta

 246 Total vistas,  1 Vistas hoy

Afganistán.- Una madre contó la increíble historia cómo se vio obligada a vender a uno de sus gemelos recién nacidos para obtener dinero y alimentar al otro.

La madre afgana dio el bebé a una pareja sin hijos a cambio de 104 dólares, que esperaba que le permitieran comprar comida suficiente para que su familia pudiera durar otros seis meses.

Según los informes, la sequía obligó a la madre y a su esposo a abandonar su granja a principios de este año y trasladarse a una ciudad cercana, donde su esposo y su segundo hijo mayor trabajaban como jornaleros antes de que los talibanes tomaran el poder y los dejaran sin trabajo.

La trágica historia fue descubierta por la fundación activista Save the Children.

La madre le dijo a la organización benéfica que dio a luz a los gemelos, un niño y una niña, hace unos cuatro o cinco meses, poco después de dejar su granja debido a la sequía.

FILE – In this Aug. 26, 2019 photo, mothers hold their babies suffering from malnutrition as they wait at a UNICEF clinic in Jabal Saraj, north of Kabul, Afghanistan. In Afghanistan, severe childhood malnutrition spiked from 690,000 in January 2020 to 780,000 — a 13% increase, according to UNICEF. Food prices have risen by more than 15%, according to the World Food Program. (AP Photo/Rafiq Maqbool)

La mujer explicó que toda la ropa de los niños es de segunda mano y donada por los lugareños.

La madre contó cómo planeaba quedarse con los dos niños, pero no pudo reunir suficiente comida para los dos y el resto de la familia.

Su esposo, de 45 años, trabaja como obrero, pero dice que solo hay suficientes trabajos para un día de trabajo de cada cinco, y el salario diario, aproximadamente de $1 dólar, es suficiente para solo dos días de comida.

Ella dice que una pareja sin hijos se le acercó y le ofreció $104 dólares para llevarse a su hijo recién nacido.

Inicialmente se negó, pero después de varios días de ver al niño llorar sin nada para comer, decidió que regalarlo era la mejor opción para mantenerlo a él y a los hijos que le quedaban.

La madre dijo: “Fue difícil. Más difícil de lo que puedes imaginar. Entregué a mi hijo debido a la indigencia… No podía cuidar de él y no podía pagar nada”.

(Con información de Debate)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.