Mafia obliga a ambulancias a apagar las sirenas, ya que sus miembros las confunden con la policía

 263 Total vistas,  1 Vistas hoy

Los conductores de ambulancias y los socorristas en Nápoles, Italia, han comenzado recientemente a solicitar escoltas policiales, luego de numerosos reportes de grupos armados de mafiosos que amenazaron, e incluso agredieron a las ambulancias por el uso de sirenas y señales luminosas.

Aparentemente, estas señales de emergencia utilizadas por las ambulancias son muy malas para los «negocios», ya que molestan a los traficantes de drogas y ahuyentan a los clientes, que a menudo los confunden con la policía. Estos casos se han informado durante años, pero los problemas se han intensificado recientemente debido a la crisis de Covid-19.

Un conductor de ambulancia traumatizado dijo a los medios italianos que conducía una ambulancia con la sirena encendida, cuando se encontró flanqueado por dos hombres en una motocicleta, uno de los cuales golpeó la ventana de la ambulancia y amenazó con matarlo. El angustiado equipo de la ambulancia terminó llamando a la policía, y pidió que les proporcionaran escolta segura fuera del vecindario en cuestión.

“¿No has entendido que no puedes usar tu sirena aquí? Apágala o te dispararemos”, le dijo uno de los hombres armados al conductor de la ambulancia.

Manuel Ruggiero, médico de urgencias de 42 años y jefe de una rama local de una organización que lucha contra la violencia contra los profesionales médicos, confirmó que efectivamente hay barrios en Nápoles donde las ambulancias no usan sus sirenas y señales luminosas por temor a represalias de la mafia.

“Ya se nos ordenó no usar sirenas en otros vecindarios, incluidos Sanità y Traiano, donde la ambulancia local enciende su sirena solo después de salir del área”, dijo Ruggiero.

Los políticos locales han pedido al Gobierno que haga de la lucha contra la mafia una prioridad nacional, y han pedido más medidas de protección para los conductores de ambulancias y los socorristas.

(Con información de Periodismo)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *