“Lo siento, vio algo que no debía ver”: madre halla a su hijo de 2 años muerto junto a una extraña carta

 207 Total vistas,  2 Vistas hoy

Paraguay.- Una madre regresaba a su casa en Paraguay después de una jornada de trabajo cuando encontró a su hijo 2 años muerto junto a una carta con un desconcertante mensaje, mientras que su otro hijo de 14 estaba desaparecido.

El caso que ha horrorizado a Paraguay ocurrió el pasado miércoles 1 de septiembre en la ciudad de Pedro Juan Caballero, capital del departamento de Amambay. La mujer llegaba a su casa en el barrio Bernardino Caballero cuando se topó con la terrible escena.

Su hijo de 2 años estaba muerto y envuelto en una sabana, mientras que su hijo mayor estaba desaparecido. Junto al cuerpo del pequeño la madre halló una carta con un extraño mensaje:

Lo siento, su hijo vio algo que no debía ver. Tenemos al otro hijo mayor”, decía la carta.

Horrorizada, la madre llevó al niño al Hospital Regional de Pedro Juan Caballero con la esperanza de que lo salvaran, pero los médicos forenses confirmaron que el pequeño ya llevaba varias horas sin vida.

La policía local planteó una primera hipótesis sobre lo ocurrido: un extraño irrumpió en la vivienda, mató al niño de 2 años y secuestró al adolescente.

Sin embargo, la cámara de vigilancia de la zona no captó la llegada de ningún extraño al domicilio, sólo al hermano mayor saliendo del lugar con rumbo desconocido.

La dueña de la casa donde vivía la familia relató a las autoridades que vio a los dos hermanitos jugando en el patio alrededor de las 12 del mediodía. Cerca de las 15:30, vio al hermano mayor salir hacia la calle.

La sospecha

Por las características de las letras con que está escrita la carta, las autoridades consideran que el hermano mayor la escribió y pudo ser el responsable de la muerte.

Ante la sospecha de la posible implicación del adolescente, la fiscal a cargo del caso, Reinalda Palacios, ordenó asegurar los cuadernos del menor para someterlos a análisis y determinar si fue él quien escribió la carta hallada junto al cuerpo de su hermanito.

Otro dato curioso es que no se hallaron huellas de violencia ni de abuso sexual en el cuerpo del niño de 2 años, por lo que se cree que pudo haber muerto por sofocamiento o alguna otra acción mientras jugaba con su hermano mayor.

Los análisis forenses determinaron que el pequeño tenía 4 o 5 horas de haber muerto debido a la rigidez cadavérica que presentaba, por lo que se cree que falleció entre la 1 y 2 de la tarde del 1 de septiembre.

De acuerdo con medios locales, los padres de los menores estaban separados y la madre cruzaba diariamente la frontera con Brasil para trabajar, por lo que sus hijos se quedaban solos.

(Con información de Debate)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *