Lo encarcelaron cuando era un adolescente y quedó libre 68 años después

 105 Total vistas,  1 Vistas hoy

Había sido condenado a cadena perpetua por participar en varios robos que dejaron dos muertos y seis heridos.

Joseph Ligon, considerado el preso que más tiempo llevaba en prisión en Estados Unidos, fue puesto en libertad a sus 83 años.

Había ido tras las rejas cuando tenía 15, en 1953, y estuvo preso en el centro penitenciario Phoenix en el condado de Montgomery, Pensilvania.

Aunque admitió haber participado en el crimen junto con un grupo de adolescentes, negó haber matado a alguien.

Pese a haber sido condenado a cadena perpetua, la Corte Suprema de EE. UU. indicó en 2017 que este tipo de sentencias para menores de edad era cruel, lo que permitió a muchos reclusos pedir la libertad condicional.

Pero Ligon no quería dejar la prisión bajo esas condiciones, ya que “con libertad condicional tienes que ver a los supervisores de vez en cuando. No puedes salir de la ciudad sin el permiso”, le dijo al The Philadelphia Inquirer.

Por eso siguió luchando hasta quedar libre sin condiciones y en noviembre de 2020 una jueza ordenó que lo sentenciaran de nuevo o soltaran en un plazo de 90 días.

La fecha llegó y finalmente quedó libre el 11 de febrero. Sin embargo, sus padres y hermano ya no estaban ahí para verlo.

“Estoy mirando los edificios altos. Todo esto es nuevo para mí. Esto nunca existió”, dijo Ligon.

“Me gusta ser libre”, remató.

(Con información de Caracol TV)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *