Lo contrataron para cumplir una fantasía sexual, entró a la casa incorrecta y casi termina en prisión

 89 Total vistas,  1 Vistas hoy

El hombre ingresó armado con un machete y acompañado de otro sujeto, pero acabó en líos tras llegar al lugar equivocado.

(CaracolTV).- El insólito caso ocurrió en Sídney, Australia, y acaba de tener un final feliz para uno de sus protagonistas.

A Terrence Leroy lo contrataron para cumplir una extraña fantasía sexual: debía entrar sorpresivamente a una casa, atar a su cliente y frotar su ropa interior con una escoba.

El 14 de julio de 2019, Terrence fue a prestar su servicio junto a otro hombre. Ambos llevaban machetes para “hacer más creíble” la irrupción en la casa.

Una vez adentro de la vivienda, intimidaron a una persona que se despertó intempestivamente, pues no se trataba del cliente.

Aunque los encargados de cumplir la fantasía sexual se disculparon y dejaron la casa, eso no evitó que se pusiera en alerta a la Policía.

Pese al imprevisto, ese mismo día, los hombres acabaron llegando al sitio correcto y prestaron sus servicios.

Sin embargo, la Policía los detuvo cuando hacían un patrullaje y les pidió explicaciones por los machetes. Terrence quedó vinculado a un proceso judicial.

Para su fortuna, la semana pasada, un juez falló a su favor al considerar que el hombre entró a la casa equivocada sin intenciones de lastimar a nadie.

“Llevaban los machetes como un accesorio para usar en esa fantasía”, dijo el juez al absolverlo.

Además, aceptó que los hombres realmente habían ido a cumplir la fantasía sexual de alguien que quería sentirse en una situación de rehén.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.