La NASA lanza el poderoso satélite Landsat-9 que observará los cambios de nuestra Tierra

 69 Total vistas,  1 Vistas hoy

La tarde del lunes 27 de setiembre, viajó al espacio quizá el satélite más importante del mundo: Landsat-9. El satélite de la NASA fue lanzado en un cohete Atlas desde la Base de la Fuerza Espacial Vandenberg en California, EE.UU. La hora programada de despegue fue a las 2:15 hora local.

Landsat-9 es la continuación de una serie de naves espaciales de observación de Tierra que se remontan a casi 50 años. Ningún otro sistema de teledetección ha mantenido un registro continuo más largo del estado cambiante de nuestro planeta. El aparato es operado por la NASA y el Servicio Geológico de los Estados Unidos (USGS).

Importancia

Como su nombre lo indica, Landsat-9 es la novena nave espacial de imágenes del programa Landsat. El programa ha catalogado el crecimiento de las megaciudades, la expansión de la agricultura y los contornos evolutivos de costas, bosques, desiertos y glaciares.

Incluso se ha utilizado para monitorear desde la órbita el comportamiento de una amplia gama de animales, desde ñus y wombats hasta pájaros carpinteros y morsas. Landsat nos ha brindado una historia de cómo ha cambiado el planeta durante el último medio siglo. Por ejemplo, hemos logrado ver perturbaciones naturales como incendios, huracanes y brotes de insectos.

“Y podemos observar específicamente el clima y los impactos del cambio climático en los ecosistemas”, dijo el Dr. Jeff Masek, científico del proyecto Landsat-9 de NASA. “Hemos mapeado áreas de mayor cobertura vegetal en latitudes altas debido al calentamiento del clima. También observamos áreas de vegetación en declive en Ambientes semiáridos”

Desde 1982 y Landsat-4, el sistema ha podido resolver características en el suelo tan pequeñas como 30 m de ancho. Y aunque ahora hay muchas otras naves espaciales de imágenes allí arriba que pueden presumir de una vista mucho más nítida, ninguna se acerca a Landsat en cuanto a longevidad.

Este es el poder que permite a los científicos extraer las tendencias en tiempo real. Igual de importante: los datos son gratuitos y abiertos. Cualquiera en cualquier lugar puede acceder y utilizar imágenes de Landsat sin costo alguno.

Observaciones

El potente satélite estará ubicado a una altitud de observación de poco más de 700 km. Durante varias semanas, sus imágenes se compararán con las de su predecesor que aún funciona, Landsat-8, lanzado en 2013. Este análisis garantizará que los colores detectados por la nueva nave espacial coincidan directamente con los de las imágenes del archivo Landsat.

Durante los últimos 6 años, Landsat ha estado volando en constelación con los satélites Sentinel-2 de la Unión Europea. Los reproductores de imágenes de los Sentiel-2 se han configurado meticulosamente para que vean la Tierra exactamente de la misma manera que sus homólogos estadounidenses.

Estos sistemas son caros de construir y operar. Por ejemplo, el costo del ciclo de vida del Landsat-9 podría ser mil millones de dólares. Esto ha llevado a algunos a cuestionar la relación calidad-precio de tales programas cuando los satélites comerciales de observación de la Tierra pueden ser utilizados por unos pocos millones de dólares.

Sin embargo, ambos sistemas son complementarios. Los satélites comerciales generalmente observan con más frecuencia, pero no todas las longitudes de onda necesarias para hacer el trabajo del programa Landsat. Por eso, a pesar de su costo, será positivo tener un observador confiable mirando nuestra roca desde allá, arriba.

(Con información de robotitus.com)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *