La misteriosa desaparición de Jim Sullivan, el cantante “abducido” por extraterrestres

 299 Total vistas,  1 Vistas hoy

Grabó un disco dedicado a los OVNIS en 1969, seis años después se internó en el desierto de Nuevo México y no lo vieron más.

Los ovnis han fascinado a los músicos de rock y uno de los acontecimientos más misteriosos de esta combinación fue lo que le pasó al cantante Jim Sullivan, sobre todo, en los aspectos que rodearon su abrupta desaparición cuando tenía 34 años.

Jim Sullivan tiene una biografía para nada clara o lineal. En 1969, grabó su primer álbum U.F.O. (siglas de Unidentified Flying Object, OVNI en inglés) acompañado por un destacado grupo de músicos de Los Ángeles. El material duró apenas 29 minutos y le bastó para, con los años, ser un disco de culto.

Sin embargo, seis años después, desilusionado por el fracaso de sus intentos musicales, Sullivan dejó California y quiso probar suerte en Nashville, pero nunca llegó a su destino. Se perdió en el desierto sin dejar rastros y nadie, hasta hoy, supo qué le sucedió. 

Jim Sullivan. Tocando en un bar de Malibú, en California.

Jim Sullivan: un cantautor obsesionado con los OVNIS

En 1969, Sullivan se había convertido en una celebridad en el Raft, un bar de Malibú, California, entre sus fans estaba el actor Harry Dean Stanton y otros personajes del cine de Hollywood.

Sullivan se llevaba muy bien con el ambiente del cine, incluso, apareció en un cameo en la película Busco mi destino (Easy Rider), de Dennis Hopper. El filme tenía una banda de sonido que incluía a Jimi Hendrix, Steppenwolf y The Byrds, entre otros.

De sus sesiones en el Raft, un grupo de patrocinadores reconocieron su talento, y pusieron el dinero para grabar su primer disco, U.F.O. en el que Sullivan irradió toda la presencia extraterrestre en sus letras que, según el músico, eran fundamentales a la hora de componer.

Los músicos que lo acompañaron en su primer disco eran miembros de la Wrecking Crew, que habían acompañado a los Beach Boys y a Simon & Garfunkel, entre otros grupos.

En el disco U.F.O. tocaron el teclista Don Randi, el baterista Earl Palmer y el bajista Jimmy Bond, quien también produjo y arregló el álbum de Sullivan.

La vida de Jim Sullivan antes de llegar a la música

El cantautor escribió en 1970 acerca de sus duros comienzos. Dijo que era “el séptimo hijo de un granjero de Nebraska que llegó a la gran ciudad durante la Segunda Guerra Mundial”.

Sullivan contó también que decidió dedicarse “a la música cuando me sentaba a escuchar a los grupos de blues que ensayaban en varias casas. Observaba a los guitarristas con atención y luego me iba a casa a practicar ‘Okie Dokie Stomp‘ de Clarence ‘Gatemouth’ Brown hasta que me salían callos en las yemas de los dedos y en el cerebro”.

Además aseguró que fue  “a trabajar con algunos grupos de rock diferentes, la música se hacía cada vez más fuerte. Pasaron unos cuantos años, decidí mudarme a Los Ángeles y concentrarme en escribir y aquí estoy”.

Aunque el estilo de Sullivan ha sido comparado con los folk-rockers como Gene Clark de los Byrds y Joe South, el disco U.F.O. tuvo muy poco éxito. Durante los seis años siguientes, Sullivan siguió actuando en el Raft y en otros clubes, pero su vida empezaba a desmoronarse.

Jim Sullivan. Hizo un cameo en la mítica película “Easy Rider”.

Sullivan creía que le habían robado parte de su música, se deprimió atravesó una fuerte adicción al alcohol y en ese contexto tocó fondo. 

Esto llevó a Sullivan a hacer las valijas en 1975 y partir solo, en su Volkswagen Beetle, con el fin de encontrar trabajo en Nashville. Prometió a su mujer Carol,y a su hijo Chris, que se reunirían con él cuando ganara algo de dinero. Esa sería la última vez que su familia lo vio con vida.

Tras los pasos de Jim Sullivan en el desierto

En 1998 un grupo de cineastas integrado por Jennifer Maas, Mel Eslyn y Matt Sullivan (quien no tenía parentesco con el músico) intentó saber qué sucedió y recorrió Estados Unidos para seguir los pasos del cantante. Hablaron con sus amigos, compañeros de profesión y familiares.

Los cineastas entrevistaron a los músicos Don Randi y Jimmy Bond, pero recordaban poco de Jim Sullivan. El productor ejecutivo del álbum original, Al Dobbs, tenía una colección de viejos contratos, la foto original de la portada del álbum U.F.O y una imagen del cantautor caminando por el desierto de California.

La investigación de una de las historias más extrañas del rock llevó al equipo de cineastas a rodar en el desierto de Nuevo México. En el blog Aquarium Drunkard cuentan que llegaron “a un pequeño pueblo situado a dos horas al este de Albuquerque por la Ruta 66.  Se parecía más al Texas Hill Country que al vasto desierto que habíamos imaginado“.

El equipo de investigación periodística reconstruyó los últimos días del músico del siguiente modo: “Jim Sullivan salió de Los Ángeles en su Volkswagen el mediodía del 4 de marzo de 1975“.

En las primeras horas de la mañana del 5 de marzo, fue detenido en las afueras de Santa Rosa por desviarse de la ruta y manejar en zigzag. Lo llevaron a la comisaría de la policía local para realizarle un test de alcoholemia, que superó sin problemas ya que, aparentemente, sólo se habría quedado dormido al volante”, agregaron los investigadores.

Un motel en la Ruta 66. Donde fue visto por última vez Jim Sullivan antes de perderse para siempre en el desierto.

Al salir de la comisaría Jim se registró en el Motel La Mesa, pero los informes de la policía indicaron más tarde que no se había dormido en la cama de su habitación que estaba cerrada desde adentro.

Por otra parte, el auto de Jim Sullivan fue hallado en las afueras de un rancho a 41 kilómetros del motel. A partir de este momento los relatos difieren sobre si Sullivan habló con los propietarios del rancho o con sus trabajadores.

Cuando la policía encontró el coche de Jim estaba cerrado y el motor apagado“, escribió Matt Sullivan en su investigación. “Se encontraron varias cosas en el auto, incluyendo la billetera de Jim, la guitarra, la ropa, las cintas, y algunos cassettes”.

La familia de Jim viajó para unirse a los grupos de búsqueda, pero todo el rastreo resultó estéril. Nunca encontraron el cuerpo del cantante.

OVNIS. Sullivan estaba obsesionado por su presencia en Estados Unidos. Foto/archivo

El mánager de Sullivan, Robert “Buster” Ginter, declaró más tarde que durante la madrugada de una larga noche estuvieron hablando acerca de qué harían si tuvieran que desaparecer. “Jim dijo que se adentraría en el desierto y no volvería jamás“, confesó Ginter.

Estas palabras del manager junto a las letras del disco U.F.O., que estaba plagado de referencias a los OVNIS y al desierto;  llevaron a muchos seguidores a cristalizar una hipótesis como única explicación posible del misterio: la abducción extraterrestre.

El legado de Jim Sullivan​, el cantautor que habría sido abducido por seres de otros planetas

Para la investigadora Jennifer Maas hay un legado más importante que la extraña casualidad de la desaparición de Jim Sullivan: su gran disco “U.F.O” publicado en 1969. 

“Su voz tiene un sonido curtido que va de la música country al rock. Los arreglos musicales de U.F.O. son excelentes, pero también oscuros e inquietantes porque, finalmente, sus canciones están llenas de desesperación“, escribió Matt Sullivan.

Y Maas deslizó una hipótesis acerca de su desaparición. “Hay algo en sus letras que es increíblemente misterioso. Uno de los amigos de Jim señaló que se había dejado la guitarra en el coche. Si Jim iba a desaparecer, eso sería lo único que se habría llevado, porque donde quiera que estuviese en el mundo, siempre podría pararse en una esquina y ganarse unos dólares tocando su música”.

De hecho en una de sus pocas entrevistas publicadas, Jim Sullivan declaró; “toda mi vida está dedicada a la guitarra. Espero que el oyente de mis canciones reciba tanto placer escuchando mi música como el que siento cuando la produzco“.

(Con información de Clarín)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.