Hallan una extraña especie de dinosaurio previamente desconocida

 4,831 Total vistas,  1 Vistas hoy

Se trata de una especie de ‘Ankylosaurus’ que se remonta a 168 millones de años, lo que la convierte en la más antigua e inusual jamás descubierta.

El ‘Spicomellus afer’, como así han bautizado la nueva especie de anquilosaurio, habitó en el actual continente africano hace entre 167-163 millones de años y se trata de una especie única. Tras analizar un collar fósil de púas óseas descubierto en las montañas Atlas Medio de Marruecos (en el mismo sitio donde los investigadores del Museo de Historia Natural de Londres descubrieron previamente el estegosaurio más antiguo jamás encontrado), los científicos se dieron cuenta de que estaban ante un espécimen previamente desconocido para la ciencia.

Además, era “diferente a cualquier otra cosa encontrada en el reino animal“, dicen los autores, que publican su descubrimiento en la revista Nature Ecology & Evolution.

Uno de los primeros anquilosaurios que deambularon por la Tierra

Los anquilosaurios eran un grupo diverso de dinosaurios blindados relacionados con los estegosaurios, que estuvieron presentes durante todo el período Cretácico desde hace 145 a 66 millones de años, pero existe muy poca evidencia de ellos y este nuevo fósil, que se remonta a 168 millones de años, del Jurásico medio, hace que sea el primer ejemplo del grupo más antiguo jamás descubierto.

El collar fósil presenta una serie de púas que se fusionaron con la costilla de la criatura, algo muy inusual para un anquilosaurio, ya que normalmente estaría conectado al tejido de la piel y no adherido al esqueleto. Está fusionado con las costillas.

El descubrimiento fue tan inusual que los científicos se preguntaron si el fósil podría ser falso, pero una inspección adicional con un escáner de tomografía computarizada no encontró signos de que hubiera sido construido o alterado. Era auténtico.

“Los anquilosaurios tenían púas blindadas que generalmente están incrustadas en la piel y no fusionadas con los huesos. En este espécimen vemos una serie de púas adheridas a la costilla, que deben haber sobresalido por encima de la piel cubierta por una capa de algo parecido a la queratina”, explica Susannah Maidment, investigadora del museo y líder del trabajo.

Este hallazgo ayuda a llenar vacíos importantes en nuestro conocimiento de la historia de los dinosaurios y sugiere que los anquilosaurios tenían una distribución global y no vivían en un área concreta. Es el primer anquilosaurio encontrado en África.

Una vez la pandemia de coronavirus nos deje por completo, los investigadores planean regresar a Marruecos para ver si hay otras piezas del anquilosaurio que puedan ayudar a arrojar luz sobre su inusual fisiología. Recordemos que la geografía del mundo durante el Jurásico era muy diferente a la actual. Los continentes estaban divididos en dos grandes masas continentales separadas. En el hemisferio norte, la tierra formaba un supercontinente conocido como Laurasia, mientras que en el sur la tierra formaba el gigantesco Gondwana. Ambos continentes estaban separados por aguas abiertas, lo que limitaba la capacidad de los animales y las plantas para cruzar de una masa de tierra a otra.

(Con información de Muy Interesante)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *