Google despide a una de sus investigadoras de inteligencia artificial por cuestionar los sesgos de actuación

 6 Total vistas,  6 Vistas hoy

Timmit Grue fue despedida de Google tras solicitar el motivo por el que debía retractarse en una publicaicón sobre inteligencia artificial.

Timmit Gebru, empleada de Google, fue despedida recientemente tras exigir a sus superiores una respuesta sobre porqué debía eliminar una publicación de un informe. En su petición, Gebru afirmó que si no obtenía una respuesta en un tiempo prudencial, abandonaría la empresa. Google no accedió su petición y aceptó rescindir su compromiso sin dar una mayor explicación.

La investigadora criticó el sesgo utilizado en la inteligencia artificial de Google. Criticaba que las personas con un tono de piel mas oscuro tenían mas dificultad para utilizar los sistemas de reconocimiento facial por los fallos que este ofrecía. En cambio, las personas con tonalidades más claras, no experimentaban este problema, al menos en la misma medida.

Durante el tiempo que Gebru estuvo en la compañía, aumentó sus esfuerzos para contratar y promocionar a personas de piel negra. Según su punto de vista carecían de las mismas oportunidades que los trabajadores de piel blanca. Concretamente comentó que “no solo no están priorizando la contratación de más personas de comunidades minoritarias, sino que están aplastando sus voces.

El despido de Timmit en Google llega en un momento polémico

Según Timmit, su despido reside en un escrito publicado junto a otros seis -cuatro de ellos de Google- investigadores donde apelaban una serie de fallos en una nueva clase de tecnología lingüística.

Según comentaba, los sistemas de inteligencia artificial aprenden los caprichos del lenguaje en prácticamente cualquier publicación de texto de internet, como un artículo, libro o Wikipedia. Tal y como afirmó en una entrevista para el NYTimes.

Estos textos a veces pueden generar odio y utilizar un lenguaje sesgado, lo que llevaría a generar una Inteligencia artificial poco parcial. De ahí que los resultados de la IA de Google ofrezca un resultado más favorable a personas de color menos oscura. Esto no sentó nada bien a Google y le pidieron que se retractara en la publicación o eliminara los nombres de los empleados de Google.

Grue se negó a hacerlo y pidió a la empresa que le explicaran el motivo por el que debía retractarse en la publicación. Si no podían hacerlo en un tiempo razonable, renunciaría a su puesto de trabajo. Automáticamente Google la despidió sin darle ningún de explicación hacia su petición. Timmit afirmó que fue dehumanizador cuando recibió la noticia de su despido. Pero lo que realmente frustró a la ingeniera, fue no recibir una explicación sobre porqué debía retractarse sobre su publicación junto a otros seis ingenieros.

(Con información de hipertextual)

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *