ENTRE COLUMNISTAS #4

 208 Total vistas,  1 Vistas hoy

-Periodistas del Sur y Norte de Quintana Roo escribimos para usted-

* “PAN, PRD, PRI ¿GANAR PERDIENDO?” (Por Julian Santiesteban).
* “TENSA ESPERA DE PRECANDIDATOS” (Por Jonathann Estrada).
* “IEQROO Y TEQROO, DEMOSTRAR SU SERIEDAD, LA ASIGNATURA PENDIENTE” (Por Ángel Ramírez Hernández).
* “¿YENSUNNI MARTÍNEZ o LUIS GAMERO POR OTHÓN P. BLANCO?” (Por Javier Chávez Ataxca).
* “¿QUIÉN LE PONE EL CASCABEL AL CPTM?” (Por Jorge Castro Noriega).

“PAN, PRD, PRI ¿GANAR PERDIENDO?”

Por Julian Santiesteban

Cuando pareciera que son pocos, muy pocos, los espacios en que el PAN, PRD, PRI y Confianza (con las diferentes variantes de coalición y candidaturas comunes) tienen para triunfar y, en momentos en que el interés común de derrotar, aunque sea parcialmente a Morena, debiera privar; lo único cierto es que los actores políticos dan muestra de que ni el peor de los escenarios les modifica su personalísima ambición. Construyen y aportan, sólo si son ellos los favorecidos.
El partido del presidente de la República se encuentra en el punto alto de la ola del poder, la soberbia de quienes lo acompañan los hace cometer errores de cálculo, al pensar que cualquiera de sus abanderados les representará triunfos. Es este pues el momento que tienen los “panrredistas” para aprovechar; pero no, justo ahora, el régimen local –o algunos “oscuros” personajes ligados al mismo- impulsan rupturas internas, alteración de “encuestas” en favor de sus cercanos y mezquinos manejos mediáticos para intentar construir trayectorias políticas que no tienen el menor de los respaldos a nivel de tierra.
Sí, hay quien “perdiendo, gana”, a propósito de que, algunos de los candidatos propuestos para municipios como Benito Juárez, en realidad acuden a las urnas sólo para intentar reducirle votos a los de enfrente, sin posibilidad de triunfo, pero con miras a dañarlos en su camino a la elección de 2022. Pero hasta esa estrategia es de lo más arriesgada, pues en lugar de reducir ventajas las agrandan, y esa reñida competencia por las regidurías –o segundos lugares-, puede en realidad hacer que sus adversarios se agranden. El Panrredismo está perdiendo no sólo identidad, sino las elecciones, aun antes de arrancar las campañas. Con muy honrosas excepciones, eso sí, pero como reza el dicho, “una golondrina, no hace verano”, ¿pues qué les pasó? ¿Se engolosinaron de poder? ¿Les indigestó el atracón de las arcas públicas? ¿Por qué no aprendieron a gobernar? ¿O traían entonces los mismos viejos vicios de partidos anteriores en el con los que ahora se coaligaron? Cuidado, al final, las designaciones que hagan o acepten, marcarán su futuro inmediato.

“TENSA ESPERA DE PRECANDIDATOS”

Por Jonathann Estrada

Mientras algunos de los que van a competir por una presidencia municipal ya la tienen segura, porque su partido ha sido ortodoxo en su selección. Otros, los menos afortunados, mantienen una tensa y desesperante espera a ver si el voto de militantes o simpatizantes les favorece. Aunque, otros, como es el caso de Cancún, deben esperar a que Andrés Manuel López Obrador y Mario Delgado, Presidente de México y Presidente de Morena, respectivamente, decidan si va Mara o Marybel como candidata de Morena a la alcaldía de Cancún.
Porque, de manera muy descarada, la alianza PAN-PRD-MAS en el municipio Benito Juárez, por instrucciones de su guía moral en Quintana Roo, decidieron poner en “Standby” a Jesús “Chucho” Pool Moo, hasta que se sepa si Mara Lezama irá por la reelección o Marybel Villegas será la elegida. Y mientras, injustamente (así es la política), Chucho Pool y sus seguidores que se frieguen.
En Redes Sociales Progresistas hay también cierta incertidumbre pero ahí sí por democracia, ya que en cuatro municipios se la juegan limpiamente: Solidaridad, Benito Juárez, Felipe Carrillo Puerto y Othón P. Blanco. De ahí hasta el fin de semana próximo se sabrá quién ganó en cada municipio. Y se truenan los dedos con gran nerviosismo.

 

“IEQROO Y TEQROO, DEMOSTRAR SU SERIEDAD, LA ASIGNATURA PENDIENTE”

Por Ángel Ramírez Hernández

El balón quedó en su cancha. Ahora el Tribunal Electoral de Quintana Roo (Teqroo) y el Instituto Electoral de Quintana Roo (Ieqroo) tendrán que demostrar que son instituciones serias, confiables, garantes de la legalidad; esto, tras concluir este sábado por la tarde, el plazo de 28 días que tenían los aspirantes a candidaturas independientes a Ayuntamientos para recabar respaldos ciudadanos. Esto, porque lo que parecen irregularidades cometidas por una de las aspirantes, Rufina Cruz Martínez, en el municipio de Othón P. Blanco -el más peleado y polemizado- quedaron “planchadas”, al quedar con más respaldos ciudadanos, 8 mil 557, una diferencia de mil 77 en relación a su más cercano seguidor, Nabil Eljure Terrazas.
La ventaja la mantuvo desde el inicio la líder de los “kumbia Kings” –así apodados-, miembro activo del partido MC, pero existió siempre el rumor de que tuvo en sus manos el padrón de Prospera y recursos de la Secretaría del Bienestar con los microcréditos del presidente Andrés Manuel López Obrador, para convencer a quienes le darían el respaldo ciudadano. Todos los participantes mostraron las evidencias del trabajo en calle, menos ella. Nabil Eljure Terrazas terminó con 7 mil 480 firmas, le siguieron Rodrigo Camín, con 4 mil 538, Víctor Pérez Sorcia, con 4 mil 287, Jorge Rodríguez 3 mil 633 y María de los Ángeles mil 263, esta última declinó semanas atrás en favor de Jorge Rodríguez.
Todos alcanzaron, en conjunto, 21 mil 201 apoyos ciudadano, cifra suficiente para ganar la elección en el municipio capitalino de Othón P. Blanco, el próximo 6 de junio, así de importante la suma de voluntades. Será el Consejo General del Ieqroo a través del acuerdo de declaratoria de candidaturas independientes, quien en su momento se pronuncie sobre los resultados finales y definitivos del respaldo ciudadano recabado por cada aspirante, esto será en 15 días.

 

“¿Yensunni Martínez o Luis Gamero por OPB?”

Por Javier Chávez Ataxca

En el juego de póquer de Morena quedan dos cartas para la capital: la Síndica Yensunni Martínez Hernández y Luis Gamero Barranco, Secretario particular del alcalde Otoniel Segovia. Ella es apadrinada por la alcaldesa cancunense Mara Lezama y él por la senadora norteña Marybel Villegas, interesadas en ganar posiciones estratégicas para la gran guerra de 2022 por la gubernatura.
Una vez que en la Ciudad de México decidan quién compite para retener la alcaldía, vendrá la etapa de curación de las heridas. Ya sabremos si el descontento y el berrinche son casos aislados en la coalición liderada por Morena que se mantiene como favorita, perseguida por la coalición encabezada por el PAN con su seguro candidato Juan Ortiz Cardín, condenado a la regiduría. Pero los juegos han que agotarlos y Morena es su único rival ante el espejo.
Fuerza por México es el dedo chiquito del presidente Andrés Manuel López Obrador y no hay que perderlo de vista porque puede ser el adversario más desafiante para Morena.
Todo quedaría en familia si la regidora Rufina Cruz Martínez queda como candidata independiente, porque su confrontación se concentra en un ala del Ayuntamiento capitalino y hasta fue respaldada por Mara Lezama en la batalla de la que emergió como contundente vencedora, permaneciendo siempre como puntera en el pelotón de aspirantes capitalinos.

 

¿QUIÉN LE PONE EL CASCABEL AL CPTM?

Por Jorge Castro Noriega

Por si a alguien le quedaban ganas de seguir defendiendo al extinto Consejo de Promoción Turística de México y seguía extrañando los recursos que -según el Gobierno federal- discrecionalmente se ejercían desde sus 21 representaciones en el país y en el extranjero, el último clavo en el ataúd ha sido puesto.
Ayer, la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) anunció que ha interpuesto una denuncia ante la Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción, por el desvío de más de 96 millones de pesos de dicho organismo en la administración pasada, dinero que, asegura la dependencia de Santiago Nieto, está en cuentas personales y de empresas en el extranjero.
Sin dar a conocer todavía nombres, pero que seguramente la revelación ya habrá puesto nerviosos a más de uno, la UIF reiteró que desde su liquidación en el 2019 el CPTM está siendo objeto de una investigación pues existen pruebas de que funcionaba como “caja chica” de directivos y funcionarios públicos.
Si bien desde un principio se denunció que con el argumento de promover los destinos turísticos de México en el extranjero y ferias internacionales se habrían esfumado unos 3 mil millones de pesos de las cajas del CPTM, finalmente, reveló la institución, el quebranto confirmado se redujo a “sólo” 96 millones. O sea, que existe la sospecha de que al menos 2900 millones de pesos más fueron sustraídos, pero hasta ahora no lo pudieron comprobar o les fue imposible rastrearlos a los sabuesos de la UIF.
Gobernadores -principalmente-, legisladores y empresarios del sector turístico protestaron cuando el Gobierno federal ordenó desaparecer el Consejo de Promoción Turística de México, acusando una profunda corrupción en su operación. En cosa de meses, en el 2019 fue desincorporado y extinguido legalmente, con lo que llegó a su fin luego de 20 años de funcionamiento, desde su creación en 1999.
Los recursos del CPTM provenían directamente del pago de derechos de los visitantes extranjeros a México, conocido como DNR (Derecho de No Residente). Del total de esos ingresos, el 70 por ciento se dirigían al Consejo y tan sólo en 2018 los ingresos del CPTM por los derechos de viajeros alcanzaron los 4 mil 890 millones de pesos.
Actualmente la promoción turística de México corre por cuenta de la Sectur y la Secretaría de Relaciones Exteriores, en tanto que el dinero del DNR que antes recaudaba el CPTM se ha destinado al Instituto Nacional de Migración (20%) y a “otros proyectos de inversión” (80%) del Gobierno federal, que todavía no están del todo claros.
La desaparición del organismo promotor del turismo generó airadas reacciones y hasta la fecha hay voces que protestan por la medida y reclaman que vuelvan los recursos que antes se destinaban para tal fin. Pero con la UIF ahora denunciando y pidiendo investigar dónde quedaron y quiénes le metieron el “pellizcón” a esos 96 millones de pesos faltantes, se anticipa un toque de retirada pues nadie, creemos, querrá seguir intentando ponerle ese cascabel al gato.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *