El Telescopio Hubble revela una nueva y emocionante imagen de un intercambio entre dos galaxias

 327 Total vistas,  1 Vistas hoy

El viejo Telescopio Espacial Hubble nos sigue maravillando. La interacción en curso entre dos galaxias a 320 millones de años luz de distancia ha sido capturada en una magnífica imagen. La fotografía está disponible en el sitio web de la Agencia Espacial Europea – ESA Hubble.

Las dos galaxias son conocidas colectivamente como Arp 282 en el Atlas de galaxias peculiares de Halton Arp. Consisten en una gran galaxia espiral barrada llamada NGC 169, de unos 140 000 años luz de diámetro, y una galaxia de anillo polar mucho más pequeña llamada IC 1559. Esta última tiene unos 40.000 años luz de diámetro.

Siempre en movimiento

Ambas galaxias se han acercado lo suficiente como para intercambiar material. Este fenómeno ocurre de vez en cuando. Aunque el espacio es vasto y en su mayoría vacío, las galaxias se atraen gravitacionalmente y le dan configuración al universo.

Las interacciones entre galaxias contribuyen significativamente a su evolución, ya sea un sobrevuelo que ve un intercambio de material o una fusión total. Estas interacciones pueden cambiar la forma de una galaxia o desencadenar ondas de choque que encienden la formación de estrellas.

Este proceso incluso es capaz de revivir efectivamente una galaxia cuyas tasas de formación de estrellas están disminuyendo. De hecho, ha sucedido varias veces en la historia de la Vía Láctea.

Podemos tratar de comprender estas interacciones encontrando pares o grupos de galaxias que están en medio de estos procesos y realizando simulaciones para reconstruir cómo ocurrieron. Por esa razón, imágenes como la última versión del Hubble son tan importantes.

Futura fusión

La última imagen del Hubble revela algunas facetas notables de la interacción entre NGC 169 e IC 1559. Primero, ambas galaxias tienen un núcleo galáctico activo: los agujeros negros supermasivos en el centro de cada uno están engullendo activamente polvo y gas.

Este proceso produce mucha luz de alta energía en forma de rayos X y calor en longitudes de onda infrarrojas. La imagen de Hubble está en luz óptica, que el polvo en los núcleos galácticos tiende a oscurecer. Además, se pueden ver claramente corrientes de polvo y material brillante pasando entre las dos galaxias, probablemente del objeto de menor masa al de mayor masa.

«Cuando dos galaxias interactúan, el gas, el polvo e incluso sistemas solares completos se alejarán de una galaxia hacia la otra por estas fuerzas de marea», explicó la ESA. «Este proceso se puede ver en acción en esta imagen: se han formado delicadas corrientes de materia que unen visiblemente las dos galaxias».

Si las dos galaxias se acercan lo suficiente, eventualmente se fusionarán, dice la ESA. Los agujeros negros supermasivos de NGC 169 e IC 1559 se unirán en un evento masivo que enviará ondas gravitacionales a través del universo.

(Con informacón de robotitus.com)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.