El misterioso cohete abandonado finalmente se estrelló contra la Luna

 266 Total vistas,  1 Vistas hoy

Finalmente ocurrió. El misterioso cohete que se dirigía a la Luna impactó con la superficie de nuestro satélite natural. Según los cálculos, el cohete se estrelló el viernes, pero el impacto no se observó directamente y tendremos que esperar para obtener evidencia fotográfica.

El impacto habría tenido lugar a las 12:25 GMT, en la cara oculta de la Luna, así lo indica el astrónomo Bill Gray. Viajando a aproximadamente 9.300 km/h, el objeto de cuatro toneladas debería formar un cráter de 10 o 20 metros de ancho. Su velocidad, trayectoria y tiempo de impacto se calcularon utilizando observaciones de telescopios terrestres.

«Teníamos muchos datos de seguimiento del objeto”, dijo Gray a AFP, quien fue el primero en predecir la colisión. “No hay nada que actúe sobre él, excepto las fuerzas de la gravedad y la luz solar», y esta última empujó suavemente el cilindro lejos del Sol. «A menos que el objeto haya sido removido por una mano oculta, golpeó la Luna esta mañana».

SpaceX o China

La identificación del cohete ha sido tema de debate. Inicialmente se pensó que se trataba de un cohete de SpaceX, pero luego Gray señaló que era un propulsor de la tercera etapa de Chang’e 5-T1. Este cohete fue lanzado en 2014 como parte del programa de exploración lunar de la agencia espacial china.

Beijing negó su responsabilidad y dijo que el propulsor en cuestión había «entrado de manera segura en la atmósfera terrestre y fue completamente incinerado». No obstante, Gray afirma que China combinó dos misiones con nombres similares y en realidad se refería a un cohete lanzado mucho más tarde.

No existe una entidad oficial encargada de catalogar y rastrear la basura en el espacio profundo. De hecho, Gray es un contratista independiente que ha creado un software de cálculo orbital utilizado por la NASA. El programa busca y monitorea los escombros artificiales, para que los científicos no los confundan con asteroides y los estudien innecesariamente.

Imágenes

En cualquier caso, solo el Orbitador de Reconocimiento Lunar de la NASA y el Chandrayaan-2 de la India podrán obtener imágenes del cráter. La agencia espacial de EE.UU. informó a fines de enero que quería estudiar el cráter, pero que encontrarlo será un desafío que les tomaría «semanas o meses».

Según Gray, ambas sondas pueden observar cualquier región de la Luna una vez al mes. No es inusual que las etapas de los cohetes se abandonen al cosmos después de cumplir su propósito de lanzar naves espaciales.

Sin embargo, esta sería la primera vez que se proyecta una colisión no intencional con la Luna. Las naves espaciales se han estrellado intencionalmente contra la Luna antes con fines científicos, como durante las misiones Apolo para probar sismómetros. Esta vez los efectos del impacto en la Luna deberían haber sido menores.

(Con información de robotitus.com)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.