“EEUU, ENTRE DIOS Y EL DIABLO”

Por Jonathann Estrada

(periodista y empresario)

Les parecerá descabellado. Pero no lo es.

La casi “guerra civil” que afronta los Estados Unidos es una lucha entre Dios y el Diablo. Algunos agnósticos piensan que Dios y el Diablo no existen. La ciencia es la que dicta para ellos. Pero si creen en los alienígenas y la vida desarrollada distinto a como la Biblia lo estipula.

Donald Trump salió de La Casa Blanca rumbo a la iglesia St. Johns. Biblia en mano, en donde juramentó y rindió protesta como presidente de los Estados Unidos de América, se detuvo frente a la capilla y tomándola con la mano derecha la alzó, de manera alegórica, formando una escuadra con su brazo. No emitió palabra o sonido alguno. Se tomó la foto. Y la difundió por el mundo.

Retó al demonio y lo hizo con la alegoría católica y cristiana.

Desenvaino la espada ante el Diablo (Soros) y le hizo saber que Roma está de su lado. Las guerras ahora se luchan de distinta manera. Estamos poblados por alienígenas que coexisten con nosotros. Aquellos a quienes se les atribuye las más extraordinarias construcciones y el desarrollo matemático de la ciencia. Nadie es inocente. Ni siquiera los más ingenuos.

Todos somos víctimas de la nueva era.

La pregunta es ¿quién ganará?.

 

AMLO y sus aliados

Él no inventó la frase “o estás conmigo o en mi contra”; ni es el único que la práctica. Es una alegoría de acción que practican todos en política.

Andrés Manuel López Obrador, presidente de los Estados Unidos Mexicanos, ha tomado muy en serio su idealismo político. Ya gobierna México. Logró lo impensable. Porque la izquierda en nuestro país no tenía cabida en ninguno de los tres poderes. Cuando más cerca estuvieron fueron derrocados, curiosamente por los mismos que ahora le dieron el poder a AMLO.

No va a foros ni congresos internacionales. No hizo gira mundial antes ni después de tomar el poder (algo usual en todo presidente electo y en funciones). Tampoco ostenta el mismo lujo y poder que otros presidentes de México han ostentado. Se caracteriza por “perdonar vidas”, principalmente de aquellos que fueron sus acérrimos opositores. Camina de la mano de idealistas de izquierda, derecha y centro. Una de sus máximas pruebas fue la mega manifestación de feministas que causaron severos destrozos y no las combatió. Liberó a un narcotraficantes en muestra de convivencia con todos los sectores (parece broma). Sus proyectos parecen quimeras. Sus “mañaneras” figuran como promoción constante y debates necios, pero es el primero que está. Ya cerró filas con gobernadores salientes para el triunfo electoral en 2021 y 2022. Sus formas no convencen pero tienen fondo.

Uno de sus principales proyectos de instaurar el internet en todo el territorio mexicano se acaba de convertir en un propósito mundial; es decir, ante la pandemia, los poderosos del mundo que tienen de su lado a los principales creadores e influyentes de internet y sus redes sociales, piensan instaurar el internet en todos los rincones del planeta, para así controlarlo todo.

Mark Zuckerberg, Bill Gates, Eric Yuan, los más importantes influyentes de redes sociales en todo el mundo están confabulados con la Élite Mundial para con sus plataformas dominarlo todo.

El posicionamiento de AMLO en internet sigue siendo su mayor fortaleza y está medida es muy conveniente para sus ambiciones.

Pareciera que la pandemia del Coronavirus le ha afectado pero solo si ven a corta distancia y no “más allá de sus narices”.

 

“LA NUEVA IMAGEN DE CARLOS JOAQUÍN”

El gobernador de Quintana Roo (México), Carlos Manuel Joaquín González, sostuvo durante sus primeros cuatro años de gobierno, un gran distanciamiento de comunicación con la gente. Tuvo audiencias públicas, diversas, pero con grandes limitantes para la interacción y comunicación con “las masas”, esas que lo llevaron al triunfo electoral en junio del 2016. Nunca ha sido reacio a atender a la prensa y ciudadanía durante las limitadas giras agendadas. Aunque a veces incómodo por acciones que considero una evidente afrenta para evidenciarlo, no se le conoce desdén o grosería alguna. Se caracteriza por ser afable. Pero su escaso contacto directo con la gente y su casi nula participación pública, afectaron severamente esa gran imagen con la que llegó al poder. La gente simpatizó con ese candidato que constantemente les habló en vivo y video, directamente. Por cuatro años no lo hizo más. Talvez sea timidez. Sin embargo, la contingencia sanitaria por el Coronavirus lo volvió a poner en el escenario que cautivó a los electores.

Diariamente se dirige a la ciudadanía y hay registro constante de sus informes. Eso ha impactado positivamente en su imagen. Una parte sustancial de la población ha vuelto a recordar su rostro e identificar su voz. Y pese a las inconformidades generales por las restricciones naturales, su nivel de imagen creció en un 70% a comparación de cómo estaba antes del mes de marzo.

Tal vez deba gesticular menos y contener sus manos, apaciguar el tono y volumen de su voz para ser más efectivo el efecto y darle mayor credibilidad.

No obstante va muy bien. Y su relación con la cúpula central del poder en México también.

Saludos!!!


» DESCARGA LA COLUMNA

WORD » PDF


 

One comment

  1. Mmm que roma y el Vaticano este con donald trump no quiere decir que sea un soldado de Dios … todo lo contrario! Pero bueno, mi opinión de donald trump puede ser incongruente por un lado le admiro y por otro no concuerdo

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *