Detectan una enorme estructura en la Vía Láctea, pero nadie sabe lo que es

 213 Total vistas,  1 Vistas hoy

Los astrónomos se han topado con un enorme rastro de gas acechando en los confines de nuestra galaxia. Ha sido bautizado como Cattail.

Descubrir la estructura, contenido y tamaño de los objetos de nuestra galaxia teniendo en cuenta que estamos inmersos en ella, no es algo sencillo. Esta estructura recién descubierta así lo prueba. Este gigante de gas está ubicado a 22 kilopársecs del centro de la Vía Láctea y los científicos no están muy seguros de lo que es; pero es un rizo de gas tan grande que podría ser incluso un brazo espiral de la galaxia, desconocido hasta ahora. O eso, o también el filamento de gas de mayor tamaño detectado hasta la fecha en la Vía Láctea.

Es desconcertantemente grande

Nuestra galaxia es bastante inusual, de eso no cabe duda. Es una típica galaxia espiral barrada de unos 1150.000 a 200.000 años luz de diámetro y unos 2.000 años luz de profundidad con más de 400.000 millones de estrellas, donde la morfología de las nubes moleculares marca un papel importantísimo en la formación de estrellas.

Utilizando el radiotelescopio esférico de apertura de quinientos metros (FAST) un equipo de astrónomos de la Universidad de Nanjing (China) ha descubierto una estructura alargada muy muy masiva mientras buscaban nubes de hidrógeno atómico neutro (HI). Es la extensión al primer cuadrante galáctico del brazo de Escudo-Centauro (Outer Scutum-Centaurus u OSC) y parece estar ubicada muy por detrás del OSC, que es un brazo espiral secundario de la Vía Láctea. Según los cálculos de los expertos, está a 71.750 años luz desde el centro galáctico y su masa es de aproximadamente 6.5 × 104 masas solares. Como sugieren los datos de FAST, tiene 3.590 años luz de largo y 675 años luz de ancho. Una estructura increíblemente enorme. Pero podría serlo incluso más según los datos de la encuesta HI4PI all-sky H I, que determina que podría tener una longitud de unos 16.310 años luz; podría ser más grande que el Cinturón de Gould, una burbuja de estrellas cuya estructura se estimó en 3.000 años luz de longitud.

¿Será una estructura aún por descubrir o el mayor filamento detectado hasta ahora?

Cattail no parece alinearse perfectamente con ninguna de las explicaciones tradicionales acerca de nuestra galaxia. Su alineación no es una coincidencia perfecta con el resto de la estructura de la Vía Láctea, por lo que no tendría por qué ser el brazo espiral más grande y de mayor alcance de la galaxia. Aunque para los astrónomos es complicado determinar qué es realmente.

“Es desconcertante que la estructura no siga completamente la deformación del disco galáctico“. “Si bien estas preguntas permanecen abiertas con los datos existentes. Las observaciones proporcionan nuevos conocimientos sobre nuestra comprensión de la estructura galáctica”, explican los autores en el estudio que publica la revista The Astrophysical Journal Letters.

Hay varias razones por las que es difícil trazar un mapa de la Vía Láctea en tres dimensiones. Uno de ellos es que es muy difícil calcular distancias a los objetos cósmicos. Otra es que hay muchos objetos, por lo que puede ser difícil saber si algo es una agrupación grande o simplemente una colección aleatoria distribuida a lo largo de una línea de visión.

¿Y si es un filamento? Si es un filamento, no se sabe cómo pudo formarse y permanecer más allá de los conocidos brazos espirales de la Vía Láctea.

(Con información de Muy Interesante)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *