Descubren un alga con tres sexos diferentes

 34 Total vistas,  34 Vistas hoy

Se trata de ‘Pleodorina starrii’, un alga que puede tener tres sexos: masculino, femenino o el que han denominado como alga bisexual.

Un equipo de científicos japoneses ha descubierto un tipo de alga bisexual. Lógicamente, esto no tiene nada que ver con lo que los seres humanos llamamos bisexualidad. Las algas no tienen una orientación sexual. Lo que ocurre, es que las algas de esta especie pueden tener tres sexos diferentes: masculino, femenino o una mezcla de los dos.

Esto, básicamente, hace referencia al tipo de células sexuales que posea. Y es muy interesante, ya que es la primera vez que se descubre algo así en una especie de alga.

Eso sí, los autores del estudio, que se acaba de publicar en Evolution, creen que podrían llegar a encontrar algo similar en otras especies en estado silvestre, pero tendrán que seguir analizando muestras para comprobarlo.

Una variedad inmensa

La especie a la que hace referencia este estudio es Pleodorina starrii. Es una más de las muchas que componen el cajón de sastre de las algas.

Estas, en realidad, tienen una clasificación complicada. Realizan la fotosíntesis, como las plantas, pero no pueden considerarse como tales, por no poseer muchas estructuras indispensables de estas. Tampoco son bacterias, ya que, al contrario que ellas, constan de células eucariotas. Es decir, con un citoplasma compartimentalizado y su material genético en el interior de un núcleo rodeado por una envoltura. Finalmente, no se pueden clasificar como hongos, por tener muchas diferencias estructurales y fisiológicas con ellos.

Incluso como clasificación particular son muy amplias, ya que existen algas unicelulares, pluricelulares, grandes o pequeñas, adaptadas a condiciones muy variadas.

En cuanto a la reproducción, también cuentan con mucha variedad. Puede ser asexual, cuando un mismo individuo se clona a sí mismo, o sexual, cuando se hace en pareja, como los seres humanos. Esto dependerá de la etapa de su vida en la que se encuentren, y dará lugar a una descendencia haploide, con un solo conjunto de cromosomas, o diploide, con dos. Pensemos, por ejemplo, que los seres humanos tenemos en nuestras células dos copias de cada cromosoma, uno de cada progenitor. Existen también algunas algas hermafroditas, que pueden adaptarse a la reproducción sexual o asexual, según sea necesario por las condiciones del medio que les rodea.  La posibilidad de reproducirse de cualquiera de estas tres maneras sí que se había visto antes. Pero no es exactamente lo que se ha visto en esta alga bisexual.

Alga bisexual, masculina o femenina

El autor principal de este estudio, Hisayoshi Nozaki, ha estado 30 años recogiendo muestras de algas del río Sagami, en las afueras de Tokio. Pero fueron solo las recogidas entre 2007 y 2013 las que se usaron para esta investigación.

En ella observaron que estas algas podían tener tres sexos diferentes. Pero no se trataba de tener reproducción sexual, asexual o hermafrodita. Esta, siendo asexual o sexual, podía tener tres sexos distintos.

Había dos tipos de células sexuales. Durante la reproducción sexual, las primeras, pequeñas y móviles, se dirigían hacia las segundas, más grandes e inmóviles. Sería algo así como el equivalente de espermatozoides y óvulos. Algunos ejemplares solo tenían de las primeras, por lo que serían masculinos, y otros de las segundas, de modo que se catalogarían como femeninos. Pero había algunos que contaban con los dos tipos. Este tipo fue el que denominaron como alga bisexual. Las posibilidades eran muy amplias; ya que, al modificar su entorno para forzar una reproducción sexual, vieron que podían aparearse con ejemplares masculinos, femeninos o con otra alga bisexual.

Observaron también que estas algas tenían un gen diferente al resto, al que bautizaron como factor bisexual. También tenían el gen masculino, pero podían dar descendencia con cualquiera de los sexos.

Ahora, estos científicos quieren saber si otras algas en estado salvaje podrían tener esta característica, ya que consideran poco probable que sea única de una sola especie. Parece ser que Nozaki tendrá que seguir haciendo excursiones al río.

(Con información de Hipertextual)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *