Descubierto el misterioso objeto que sobrevivió a un encuentro cercano con un agujero negro supermasivo

 892 Total vistas,  1 Vistas hoy

La misteriosa nube que de alguna manera sobrevivió a un encuentro cercano con un agujero negro supermasivo ahora ha sido desenmascarada. El objeto, llamado G2, en realidad no sería una nube, sino tres estrellas jóvenes rodeadas de polvo. El artículo fue publicado en The Astrophysical Journal.

Los objetos G son una clase inusual de objetos ubicados en las inmediaciones del agujero negro supermasivo en el centro de la Vía Láctea. Fueron descubiertos por primera vez en 2005 y el año pasado se destacaron como una categoría separada de fenómenos astrofísicos.

Los objetos G demuestran las propiedades de las nubes de gas y polvo, y de los cuerpos con forma de estrella. Por otro lado, son lo suficientemente grandes y pueden ser el resultado de la fusión de dos estrellas.

G2

Entre los objetos G, se destaca G2, que en 2014 se acercó al agujero negro. Entonces se asumió que esta vasta nube de gas y polvo, se estiraría por las fuerzas de marea desde el costado del agujero negro provocando un estallido de su actividad.

Sin embargo, los científicos no vieron el estallido predicho. Luego, el modelo de una nube sin un núcleo denso dio paso al modelo de una estrella encerrada en una densa capa de gas y polvo.

Los astrónomos asumen que G2 puede ser un objeto estelar joven rodeado por una envoltura altamente polvorienta. Esto encaja en el escenario de procesos de formación estelar en la zona central de la galaxia y permite explicar la compacidad observada del objeto y sus otras propiedades. No obstante, esta hipótesis necesitaba ser confirmada por datos de observación.

Trabajo

Ahora un equipo de astrónomos dirigido por Florian Peissker de la Universidad de Colonia en Alemania publicó su análisis. El astrónomo realizó observaciones en el infrarrojo cercano de 2005 a 2019 utilizando el espectrógrafo SINFONI en el complejo VLT en Chile.

Resultó que el gas ionizado que debería haberse asociado con la cola de G2 no está realmente asociado con él, sino que está dentro del cúmulo de estrellas S. La propia cola G2 consta de dos fuentes de radiación compactas y aisladas.

Aunque los elementos orbitales para OS1 y OS2 son diferentes, la primera fuente muestra similitudes en la inclinación y el argumento de periapsis con G2. G2 pasó su pericentro en 2014, OS1 lo hizo en 2020 y OS2 lo hará en 2029.

Las propiedades observadas de los objetos se pueden describir en términos de modelos de estrellas de menos de un millón de años, que aún acumulan materia y están rodeadas por capas no esféricas de gas y polvo. En particular, G2 se ajusta al modelo T Tauri.

“El hecho de que G2 se componga en realidad de tres estrellas jóvenes en evolución es sensacional”, dice Peissker. El astrónomo, además señala que el descubrimiento las convierte en las estrellas más jóvenes jamás observadas alrededor de SgrA*.

El segundo objeto de la clase del cuerpo G no es una nube de gas extendida, sino 3 estrellas jóvenes (G2, OS1 y OS2), que son los remanentes de un cúmulo de estrellas, cuya formación comenzó en el disco circumnuclear.

Debido a que el entorno alrededor de SgrA* no se considera propicio para la formación de estrellas, se necesitará más investigación. Los astrónomos también pueden utilizar los nuevos hallazgos para comprender más sobre los agujeros negros.

(Con información de robotitus.com)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.