Científicos convierten la sangre tipo A de pulmones de donantes en sangre tipo O

 212 Total vistas,  3 Vistas hoy

Millones de personas en todo el mundo comparten la dura realidad de estar esperando una donación de órganos. Muchos factores pueden dificultar el trasplante, por ejemplo, la compatibilidad del tipo sanguíneo entre el paciente y el donante.

Sangre universal

Hace un tiempo, se identificaron enzimas capaces de convertir los glóbulos rojos del grupo sanguíneo A al grupo universal O. Ahora, un equipo de investigadores ha probado las enzimas combinadas con el objetivo de eliminar el antígeno A de los pulmones de donantes humanos mediante una técnica llamada perfusión pulmonar ex vivo (EVLP).

«Hay alrededor de 100 000 pacientes en las listas de espera de trasplantes de órganos de EE.UU.», escriben los autores en su artículo. «Estos pacientes requieren órganos que deben ser compatibles con sus principales antígenos de superficie celular«.

«Debido a esto, los pacientes con órganos que fallan progresivamente a menudo esperan años para recibir un trasplante que les salve la vida, y algunos mueren, sin recibir nunca un órgano compatible de manera óptima. En 2017, menos de un tercio de los pacientes en la lista de espera de trasplante de pulmón recibieron un órgano en los Estados Unidos».

Afortunadamente, el descubrimiento de las enzimas FpGalNAc desacetilasa y FpGalactosaminidasa abre un abanico de oportunidades para cambiar esa realidad.

Del total de pulmones de donantes, el 55% presenta el tipo sanguíneo O en la actualidad. Con este nuevo procedimiento, el equipo estima que la cifra podría elevarse al 80% en el futuro.

«Esta estrategia tiene el potencial de expandir el trasplante de pulmón incompatible y conducir a mejoras en la equidad de la asignación de órganos«.

Ex vivo e in vivo

En condiciones de laboratorio, los científicos trataron ocho pulmones de sangre tipo A con la combinación de enzimas, resultando con el 97% de los antígenos de sangre tipo A eliminados en cuatro horas. Además, la conversión se logró sin ninguna toxicidad observable.

Tres de los nuevos pulmones con sangre universal se colocaron luego en plasma para simular un trasplante real. El daño de anticuerpos observado fue mínimo, por lo que los pulmones convertidos fueron aceptados, al menos en las primeras etapas cruciales.

«El tratamiento de los pulmones de donantes minimizó la unión de anticuerpos, la deposición del complemento y la lesión mediada por anticuerpos, en comparación con los pulmones de control».

Será necesaria más investigación antes de que este proceso sea aprobado para ser usado de manera segura, aunque los primeros signos son prometedores. En un futuro cercano, los especialistas desean realizar pruebas en ratones para probar más a fondo su proceso de conversión del tipo de sangre pulmonar.

«Ahora planeamos usar ratones transgénicos para estudiar la cinética de reexpresión de antígenos y los efectos a largo plazo posteriores al trasplante del tratamiento enzimático del donante de órganos», indicaron.

Estos prometedores hallazgos fueron publicados en Science Translational Medicine el pasado 16 de febrero.

(Con información de robotitus.com)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.