China niega que esté fabricando una máquina del tiempo, pero…

 68 Total vistas,  1 Vistas hoy

Oficialmente, China no está fabricando una máquina del tiempo. Que un academia oficial estatal lance este comunicado, ya levanta sospechas…

El viejo sueño de viajar en el tiempo, ese concepto tan propio del ser humano. Un reconocimiento inconsciente de nuestra imperfección. Cometemos errores, y nuestra conciencia nos pide corregirlos. Pero no se pueden corregir los errores del pasado… ¿o tal vez sí? China lo hará en un plazo de 3 años. O al menos eso dice un powerpoint que estas semanas ha circulado por Internet…

La rocambolesca historia se habría quedado en otra fake new de Internet (otra más), si no llega a ser porque hasta la mismísima Academia de las Ciencias china ha tenido que desmentir que esté fabricando una máquina del tiempo.

La absurda trama comenzó hace tres semanas, cuando se filtró en las redes sociales chinas un supuesto documento estatal, en formato powerpoint, en donde se explicaba que el Instituto de Física de Altas Energías de la Academia de Ciencias de China, en colaboración con una empresa de tecnología llamada Shanxi Ruitai Technology, estaban desarrollando una máquina del tiempo. El documento explica, en detalle, todo el proceso de construcción y la teoría que hay detrás:

Según este powerpoint, se han invertido más de 30 millones de euros para comprar un terreno de 16 acres y levantar un laboratorio en donde construir “un dispositivo que puede distorsionar el tiempo y el espacio, controlar el flujo del tiempo, romper la barrera del tiempo y el espacio, y puede ser ampliamente utilizado para viajes en el tiempo, viajes interestelares, extensión de la vida, etc.“.

La teoría que hay detrás de este dispositivo se apoya en la Teoría de la Relatividad de Einstein para crear agujeros de gusano desde los cuales se podría viajar en el tiempo. El documento está tan convencido de su éxito que incluso apunta a unas ganancias de 838.000 millones de euros en conceptos como viajes en el tiempo privados, viajes interestelares, etc. Y aún va más lejos: los primeros resultados llegarían en solo tres años.

Lo que se cuenta aquí es teóricamente posible. El problema es que a día de hoy es solo teoría, ciencia-ficción. No existe tecnología para hacer esto. Ni se espera que exista en décadas, si es que alguna vez se consigue.

(Con información de computerhoy.com)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *