Ante amenaza de asteroide, la NASA impactará una nave espacial para salvar a la Tierra

 185 Total vistas,  1 Vistas hoy

Estados Unidos.- La NASA anunció que estrellará una nave espacial contra un asteroide como parte de las primeras pruebas de “defensa planetaria” para salvar a la Tierra.

La Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio de Estados Unidos ha puesto en marcha un ambicioso proyecto para proteger a la Tierra de cualquier amenaza.

Como parte del plan, la NASA estrellará deliberadamente una nave espacial contra un asteroide, con miras de desviar su trayectoria y esto es lo que se sabe de la primera misión de “defensa planetaria”.

Este mes, científicos espaciales lanzarán el primer cohete “kamikaze” de la historia. La misión fue llamada “DART” (Double Asteroid Redirection Test) y realizada en colaboración con SpaceX, saldrá de California y viajará a más de 11 millones de kilómetros hasta su destino: un par de asteroides que no representan amenaza alguna para la Tierra.

El primero es conocido como Didymos y tiene 780 metros de diámetro, el segundo es una luna orbital Dimorphos de 160 metros de diámetro. En este último se impactará la nave espacial a una velocidad de 24 mil kilómetros por hora.

Aunque la colisión no destruirá por completo al asteroide, los especialistas creen que la fuerza desatada llamada “impacto cinético”, sería lo suficiente como para cambiar la trayectoria de ambos cuerpos celestes.

DE acuerdo con Lindley Johnson, director del Departamento de Defensa Planetaria de la NASA en un comunicado de prensa que esta técnica se considera el enfoque tecnológicamente más madura para mitigar un asteroide potencialmente peligroso.

La NASA informó que la nave espacial que se estrellará contra un asteroide, está equipada con tecnología nunca antes utilizada. Uno de estos avances es el sistema de propulsión iónica NEXT-C, con la que se espera mejorar el rendimiento y la eficiencia del combustible de la misión.

Según los cálculos matemáticos, la misión DART cumplirá su cometido diez meses después de su lanzamiento, programado para el 23 de noviembre. En caso de que este no pueda realizarse, se tendrá otra oportunidad al día siguiente y si es necesario, se podría retrasar hasta febrero del 2022.

Los resultados de este experimento de “defensa planetaria” se podría reflejar solo después de su impacto y la mayor repercusión sería la propagación de toneladas de material que jamás llegarán a la Tierra.

(Con información de Debate)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *