Alcalde que murió de COVID fue reelegido y celebraron la victoria en su tumba

El difunto obtuvo una aplastante votación en su pueblo, el mismo que ya había sido noticia por el conflicto de 250 ovejas con una base militar.

El alcalde de Deveselu, en el sur de Rumania, fue reelegido pese a haber muerto de coronavirus días antes.

Ion Aliman, que falleció el 17 de septiembre a los 57 años, sumó 1.057 de los 1.600 votos emitidos en el pueblo, según informaron los medios locales.

Tras el cierre de las urnas, los habitantes visitaron su tumba para celebrar su victoria.

“Fuimos a felicitarlo”, escribió un residente de Deveselu en Facebook, con una foto que muestra a docenas de personas con velas en el cementerio local.

El pueblo de Deveselu ya se dio a conocer hace un tiempo por un conflicto entre uno de sus habitantes y el mando de un escudo antimisiles de Estados Unidos, que se inauguró en 2016.

Las 250 ovejas de Dumitru Bleja se habían convertido, sin querer, en una amenaza para la seguridad del emplazamiento militar porque pastaban cerca de la valla y activaban con frecuencia los sistemas de alerta.

El aldeano recibió la orden de demoler su cobertizo de ovejas y de llevarlas a otro lugar, pero respondió pidiendo una indemnización por daños y perjuicios de 18.000 euros (20.980 dólares), que finalmente fue rechazada por los tribunales en 2018.

(Con información de Caracol TV)

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *